Lourdes Vázquez

Guanajuato.- El presidente de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, Raúl Márquez Albo señaló que existe una necesidad de contar con más centros de rehabilitación de adicciones; por lo que señaló que aunque el ayuntamiento de Guanajuato puede prohibir los permisos respecto al uso de suelo, no tiene facultad para negar el servicio de prevención y atención a personas foráneas.

Esto luego de que el alcalde Alejandro Navarro Saldaña señaló que los anexos irregulares podrían convertirse en un peligro para la seguridad de Guanajuato capital, aunado a que la mayoría de las personas que atienden en estos lugares no son habitantes de esta ciudad.

También lee: Anexos irregulares son peligro para la seguridad en Guanajuato: Alejandro Navarro

Al respecto, Raúl Márquez Albo manifestó que, de entrada, las acciones de prevención y atención a las adicciones competen a las autoridades de los tres niveles de gobierno y que la atención a personas adictas a las drogas, no es un tema de “fronteras”, sino que se trata de una problemática social.

“El municipio tiene facultades, pero no en cuanto al tema de atención, de prevención o de rehabilitación en el caso de las adicciones, el municipio tendría facultades para la cuestión del uso de suelo, en ese sentido, tendría facultades”.

Recordó que quien tiene la facultad de determinar si un centro es procedente o improcedente, es la Secretaría de Salud y con base en ello, se ha pedido a los anexos que se regularicen de acuerdo con lo que establece la Ley de Salud.

“Es un tema que hace falta, hay una necesidad real de este tipo de lugares, el alcalde de la ciudad de Guanajuato, tendría facultad y el ayuntamiento, así lo establecen los criterios de negar el uso de suelo o algún otro tipo de restricción en base a la Ley Orgánica municipal, pero no sobre el tema de prevención o rehabilitación en cuanto a las adicciones”.

LC