Redacción

Ciudad de México.- Britney Spears ha dado un paso en el camino por liberarse del yugo que su padre, James P. Spears, tiene sobre ella desde hace más de 13 años.

A un mes de que la cantante estadounidense rompiera su silencio público sobre el arreglo que había en la corte, en el que se le negaba tomar decisiones básicas sobre su vida y sus finanzas, un nuevo y experimentado abogado ha entrado a escena y ya se mueve para liberarla de la tutela que la propia Britney ha calificado de abusivo.

Se trata de Mathew Rosengart, un exfiscal federal y abogado de Hollywood de alto poder, que ha trabajado con celebridades como Sean Penn, Julia Louis-Dreyfus y Steven Spielberg. Rosengart fue aprobado como abogado de la cantante a principios de este mes.

El cambio de abogado se dio después de que renunciara Samuel D. Ingham III, quien había sido designado por la propia corte para representar a la cantante. Esto a la luz de los recientes comentarios que hizo la cantante sobre su cuidado.

En 2008, al comienzo de la tutela, se alegó que la celebridad no era mentalmente capaz para contratar a su propio abogado. Luego de una terrible campaña de desprestigio contra ella, impulsada y producida por los medios de comunicación estadounidenses.

La ‘princesa del pop’ acusó que a su padre y a otras personas que controlan su tutela. Señaló que se le obligó a usar un dispositivo anticonceptivo y tomar medicamentos en contra de su voluntad, además que no se le permite casarse ni tener otro hijo.

Una lucha para las ‘otras Britneys’

La lucha de la cantante no ha servido solo a su caso. La disputa ha impulsado un esfuerzo legislativo bipartidista para reformar el proceso creado para proteger los derechos de más de un millón de personas en Estados Unidos que se encuentran bajo los mismos acuerdos de protección legal.

Los representantes Charlie Crist y Nancy Mace presentaron la “Iniciativa de Ley Free Britney”, diseñada para dar más opciones a personas bajo tutelas legales, entre las que se incluye la capacidad de hablar sobre su situación con trabajadores sociales, sin importar las objeciones de sus tutores, así como la posibilidad de pedir a la corte que reemplace a sus tutores sin tener que “demostrar una conducta indebida o actividad ilícita”.

“Este es un enfoque de sentido común para hacer lo que es correcto, para asegurarnos de que los derechos están equilibrados”, dijo Crist, un demócrata de Florida, en una conferencia de prensa virtual la semana pasada.

Tanto Mace, una republicana de Carolina del Sur, como Crist dijeron que fue la apasionada petición de Spears el mes pasado para que un juez pusiera fin a la tutela que controla su vida y su dinero lo que llevó a su propuesta.

 “Lo que ella tuvo fue una oportunidad de sacar a la luz esos abusos”, dijo Mace. “Su situación es una pesadilla y si eso le puede pasar a Britney Spears, le puede pasar a cualquiera en este país”.

*Con información de Sin Embargo

LC