María Espino

Guanajuato.- Bares, cantinas, restaurantes-bar y similares, en la ciudad de Guanajuato, tuvieron que cancelar eventos que ya tenían programados a efectuarse el 25 de Diciembre y durante el fin de semana. Tal situación impactó de manera muy negativa económicamente, ya que no tenían previsto que se adelantara el retorno a ‘Semáforo Rojo’ y por lo que habían comprado insumos de los eventos que tenían contratados y que tuvieron que cancelar.

Enrique Nieto Acevedo, líder de la Asociación de Bares, Cantinas y Similares en la capital, explicó lo anterior y dijo esperar que de parte de las autoridades de gobierno municipal haya ‘piso parejo’ para todos, a fin de que todos los bares cierren (como lo establece el protocolo).

En tanto, también pidió que los que venden bebidas con alimentos lo hagan en los horarios permitidos: hasta las 20:00 horas para los lugares donde sólo se venden bebidas embriagantes y hasta las 00:00 los sitios en los que se venden bebidas de contenido alcohólico con comida.

“Pedimos que sea cancha pareja y no se permita laborar a algunos que se montan en un permiso de alcoholes para utilizarlo como otra cosa. Por eso pedimos que sea cancha pareja para todos”, aseveró.

Sin cenas, menos ganancias

Asimismo, manifestó que el viernes, con la entrada nuevamente del ‘Semáforo Rojo’, por ley los negocios tuvieron que cerrar a las 20:00 horas y eso impidió que efectuaran algunas actividades que les trajeran ganancias. Incluso, resaltó que ya habían comprado los insumos para las cenas que tenían reservadas.

“¡Nos pega muy fuerte! Esperemos que podamos subsistir a este último cierre todos los bares, cantinas y restaurantes de la capital, ya que estábamos tratando de hacer algunas cenas para salir adelante. Desgraciadamente, nos adelantaron la fecha por culpa de nosotros mismos, como pobladores, que no entendemos de cuidarnos y evitar contagios con sana distancia. Entonces, nos pega muy fuerte la cancelación de sábado y domingo en cenas para 30-40 personas”.

Asimismo, Nieto manifestó que hay preocupación entre el gremio de que algunos negocios no aguanten este nuevo embate que para ellos es un duro golpe, pues dijo saber de unos seis negocios que están a punto de quiebra y es muy probable que no resistan. Por ello, agregó que los miembros de la asociación dialogarán sobre las alternativas que tienen con los porcentajes permitidos, encontrar las mejores opciones para evitar despidos y no llegar a cierres de negocios.

“Esperemos aguantar”

Finalmente, Enrique Nieto dijo que ya ha hablado con algunos propietarios de bares, cantinas y similares respecto a la poca afluencia que pueda registrarse en los próximos días y han coincidido en que les resultaría más conveniente cerrar a mantener abierto y generar gasto de agua, luz o insumos.

“Voy a hablar con los compañeros porque fue una toma drástica de decisiones. No queremos que haya problemas, no creo que descansemos gente. En lo particular, puedo ir pagando sueldos, pero ya no tenemos colchón para aguantar mucho tiempo pagando y haciendo todo. Si no mejora, tendremos que ir pagando liquidaciones, pero esperemos no llegar a eso. La idea de nosotros es aguantar, la idea es no cerrar y no cortar a nadie”.

ndr