Foto: Cristina Muñoz

Jessica de la Cruz

León.- Jesús Martínez es un pescador que tiene poco más de un año acudiendo a la Presa del Palote para sacar unos cuantos peces y llevar a casa, puesto que él —como otros 15— han decidido este sitio para hacerle frente a la inseguridad en ciertas zonas de pesca del municipio, pese a la disminución de los peces que el bajo nivel de agua ha propiciado.

Aunque fue en 2019 el Municipio ingresó 25 mil tilapias a la presa —con el objetivo de que el pez se reproduzca y favorecer a los pescadores—, hoy Jesús cuenta que hay días en que no saca ni siquiera uno y, cuando lo hace, suelen ser de muy poco tamaño.

“Los niveles del agua de la presa han disminuido, aparte, los peces no son muy grandes; a veces miden entre los 30 a 40 centímetros y eso está bien, pero los peces chicos miden entre los 15 a 20 centímetros y se tienen que regresar”.

Fotos: Cristina Muñoz

Sin embargo, aunque esta situación es difícil y que, cree, tal vez no se presente en otras presas del municipio, Jesús reconoció que prefiere continuar en la Presa del Palote por temor a la inseguridad registrada en otras zonas como La Laborcita o Duarte.

“En otras partes —te vas a Laborcita, Duarte— donde hay presas está peligroso, porque los que vinimos aquí ya somos personas grandes, ya señores grandes que vinimos a pescar y relajarnos”, dijo.

Así, aún con la situación poco favorable, comentó que continuará acudiendo a esta presa porque disfruta del oficio y “de aquello que la naturaleza le ofrece”.

En la zona de ‘Playas’ del Parque Metropolitano de León hay un espacio especial para pescadores, que son un promedio de 10 a 15, los cuales pertenecen a la Asociación de Pescadores y Palaperos de la Presa del Palote. Todos salen a pescar a muy temprana hora —entre las 06:30 y 07:00 horas—, pero por la situación hay veces que sólo se presentan unas cuantas lanchas, como hoy.

ndr