Ana Lilia Ojeda

San Francisco del Rincón.- El costo de los insumos para la canasta básica sube y baja, la realidad para las amas de casa es que deben hacer ajuste en su dieta, y desde que comenzó el año, por ejemplo doña Elia Oliva, ha tenido que dejar de comer frijol y cambiarlo por garbanzo.

“Ayer recién el precio del limón estaba barato y ahora es caro, las verduras suben y bajan de precio a partir de ahora que parece llegaron las lluvias, así ocurre cada año”, dijo el tendero donde doña Elia se abastece.

“Ya no alcanza el dinero para comer como antes, nosotros en casa desde que empezó el año ya no comemos frijoles, menos carne, todo está por las nubes. Cerca de mi casa el kilo de jitomate lo dan a 29 pesos, aquí en el centro lo compro a 10 pesos y aun así también está caro” refirió Elia Oliva.

El pescado, que es lo que le recomienda consumir el médico, está en 100 pesos, el pollo en 85 pesos, y no le alcanzaría para que coman 5 personas en casa, así que desde que empezó el año cambió los 50 pesos de frijol por 10 pesos de garbanzo que le hace “rendir la cazuela”.

Hay días que combina su alimentación y de la familia con lentejas, nopales, acelgas, sabe afirmó, que es una comida más nutritiva que sí favorece su correcta alimentación balanceada; y como Elia y su marido son diabéticos, además a su marido le dio un infarto, pues deben de cuidar muy bien lo que comen, pero el dinero insistió, difícilmente alcanza.

Al día se gasta cerca de 100 pesos para poder cocinar lo que van a consumir durante el día, su marido ya no puede trabajar tan intensamente por su problema del corazón y recibe media jubilación.

EZM