Persiste acoso en Casa de la Cultura

A decir de los empleados municipales el acoso y malos tratos por parte de la encargada de la dependencia han crecido. Foto: Carlos Ontiveros

A partir de que se dio el acercamiento con los regidores para dar a conocer la situación que se vive dentro de la dependencia los empleados aseguran que el clima laboral ha empeorado

María Espino

Guanajuato.- El regidor sin partido Emilio Arellano Roig, secretario de la Comisión de Cultura del Ayuntamiento capitalino, dio a conocer que el clima laboral en la Casa de la Cultura municipal ha empeorado tras las quejas dadas a conocer a la administración por parte de los empleados contra la titular de esta dependencia.

El regidor Emilio Arellano Roig, afirma que recibe diariamente las quejas por parte de los empleados de la Casa de la Cultura. Foto: Carlos Ontiveros

El funcionario aseguró que él ha recibido más quejas de los empleados de la dependencia, quienes se siguen quejando de los malos tratos de Maricela Guzmán García, quienes le han comentado que desde que algunos miembros del Ayuntamiento hicieron una reunión con ellos para escucharlos, la situación ha empeorado.

“Hay quejas todos los días, la Casa de la Cultura es un verdadero relajo (…) es una verdadera bronca la cosa es que las quejas no están siendo canalizadas a la Contraloría, pero yo mínimo dos veces por semana recibo quejas de la gente que labora ahí, el acoso laboral no ha disminuido, sigue igual”, expresó Emilio Arellano.

Agregó que el alcalde capitalino, Edgar Castro Cerrillo, no ha realizado ninguna acción con lo que encargada de la Casa de la Cultura se siente empoderada “cree que puede hacer lo que le pega la gana”.

“Creo que desde que fuimos nosotros a tratar de meter orden y paz, se puso todavía peor, por que como no tuvimos una respuesta, ni un apoyo claro de parte del gobierno, pues ahora la señora esta empoderada y cree que puede hacer lo que s ele pega la gana y de hecho lo hace”,

Ante el aumento de quejas y la poca acción del gobierno municipal, Emilio Arellano dijo que quizás lo que los afectados deban hacer es armar un mitin afuera de Presidencia municipal para ver si Edgar Castro finalmente atiende el asunto o quizás el munícipe le apuesta a que se acabe la administración para no hacer nada.

“No sé qué otra cosa se puede hacer, por que como no sea armarle a fuera de presidencia un mitin al alcalde no sé cuándo va a entender que esa señora no funciona, ya es un problema grave, yo creo que lo que está esperando es que se pasen los dos meses y medio y no suceda nada”.

Emilio Arellano comentó  que de alguna manera de debe resolver el mal clima laboral que impera en Casa de la Cultura municipal, incluso adelantó que él está diseñando una estrategia encaminada a resolver el asunto, no quiso entrar en detalles sólo dijo que en próximos días la implementará y que espera sea efectiva, ya que de acuerdo a lo que han denunciado muchos de los empleados de esta área de la administración, lo que ahí se vive al interior es intolerable.

RC