En mayo de 2019, cuando la detención de migrantes indocumentados en la frontera sur de Estados Unidos llegó a 144,116 capturas, el entonces presidente Donald Trump advirtió a México que, si no frenaba la migración ilegal, impondría aranceles a las importaciones mexicanas. La reacción fue inmediata. Miles de elementos de la Guardia Nacional de nuestro país se enviaron a las fronteras para evitar la indeseada migración.

Ahora, el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos informó que las detenciones en su frontera sur, en marzo de 2021, fueron 172,331. Esto representa un incremento de 70.6 por ciento con respecto a febrero (101 mil 028) la cifra más alta en 15 años, según France Press (https://www.cbp.gov/newsroom/stats/southwest-land-border-encounters). De octubre (cuando comienza el año fiscal estadounidense) a la fecha, han sido detenidos 569 mil 879 migrantes indocumentados. Esto es un aumento del 24 por ciento del total de arrestos de todo el año fiscal 2020, cuando la migración estuvo limitada por la pandemia de Covid-19, y hubo 458 mil 088 detenciones.

Según las nuevas estadísticas, de los 172 mil 331 migrantes indocumentados detenidos en la frontera sur de Estados Unidos, en marzo, 62 mil  325 eran de origen mexicano. En marzo de 2020, fueron 21 mil 313. Y lo más grave, también alertó de un aumento significativo de niños no acompañados en la frontera con México, 18 mil 890 detenciones en marzo de 2021, un 100 por ciento más con respecto a febrero, cuando hubo 9 mil 431.

El número de menores de edad mexicanos detenidos por la Patrulla Fronteriza también subió. Pasó de 1 mil 890 en febrero pasado a 2 mil 452 en marzo. En 2020, esa cifra fue de 1 mil 295 menores detenidos. Las detenciones en la frontera sur de Estados Unidos han aumentado desde abril de 2020 debido a la violencia, desastres naturales, inseguridad alimentaria y pobreza en México y los países del llamado Triángulo Norte de América Central, conformado por Guatemala, Honduras y El Salvador.

Según las cifras dadas a conocer este jueves, las detenciones en la frontera sur de Estados Unidos de adultos mexicanos que viajaban solos también subió en el último mes. En febrero hubo 40 mil 917 detenciones, mientras que en marzo fueron 57 mil 547. En marzo de 2020, apenas llegaron a 18 mil 583. Cambió la administración estadunidense pero la desintegración familiar por la migración de estos países continúa, aunque la detención de familias en la frontera sur de Estados Unidos pasó de 19 mil 587 en febrero a 53 mil 623 en marzo.

Cabe la pregunta, si todo va tan bien, ¿por qué ha aumentado así la migración a la Unión Americana?

Monitor republicano

Esta semana nos dimos cuenta que una jeringa puede ser tan poderosa como una espada o una pluma. La publicación de que fue mal aplicada una vacuna contra el Covid-19, en la Ciudad de México, causó gran disgusto. Algo que pudo ser una distracción, un error por los nervios de saberse grabada o un abuso de confianza de quien la aplicaba (quizás la quería guardar para alguien más) se consideró un complot político. La respuesta fue recurrir nuevamente al pasado para replicar a la prensa crítica.

En agosto de 2019, el Presidente preguntó: “¿A poco la prensa no aplaude?”. En efecto, así es. El ciudadano debería tenerlo presente. Hasta su periódico favorito publicó en su editorial de contraportada, un día después de que cuestionó si sería aplaudido: “No. La prensa no está para aplaudir. Está para informar. Y nada más”.