Agencias

Ciudad de México.- La Secretaría de Salud reportó ayer 205 muertes más por Covid-19 en México, con lo que suman 92 mil 100, además de 933 mil 155 casos de contagios confirmados de coronavirus.

Esto significa que en las últimas 24 horas se registraron 3 mil 763 nuevos contagios y 205 muertes por coronavirus.

La dependencia detalló, a través de su portal de Internet, que además hay 349 mil 568 casos sospechosos, aunque con un millón 132 mil 159 negativos acumulados en el país. El fin de semana no hubo conferencia de prensa ante el luto nacional decretado de viernes a lunes en honor a los fallecidos por el coronavirus.

La Ciudad de México sigue siendo la entidad con mayor número de casos activos, seguida de Nuevo León, Guanajuato, Coahuila, Durango, Jalisco -que asciende un lugar el día de hoy-, Estado de México, Querétaro y Zacatecas, como las entidades con más de mil casos activos y que en su conjunto concentran el 66% de los casos activos del país.

Durango vuelve a rojo

Durango se convirtió ayer en la segunda entidad en regresar al semáforo rojo ante el incremento de contagios, luego de que Chihuahua hizo lo mismo la semana pasada. El gobierno estatal informó las nuevas medidas como la restricción de movilidad de 22:00 a 5:00 horas.

El gobernador José Rosas Aispuro Torres también anunció la reducción de la capacidad hotelera, de restaurantes y cafeterías a 25%; supermercados a 50%, y la suspensión y cierre de gimnasios, albercas, centros deportivos, de masaje, parques, plazas y espacios públicos.

Además se ordenó el cierre de todos los comercios no esenciales y de templos religiosos.

Sólo las actividades laborales esenciales podrán seguir trabajando bajo los protocolos sanitarios correspondientes. Entre ellas está el sector minero, automotriz, energético, forestal y de construcción. Se decidió suspender la venta de bebidas alcohólicas. El transporte público llevará un pasaje máximo de 50% y los taxis sólo un pasajero.

Se aplicarán sanciones a quienes realicen reuniones masivas en fiestas particulares o a quienes vendan bebidas alcohólicas de manera clandestina. Se ordenó establecer guardias en las dependencias de gobierno. “Nuestro personal médico se encuentra cansado y desgastado”, comentó y dijo que es obligación del gobierno proteger al sector y a la población en general.

Señaló que la entidad enfrenta la etapa más difícil desde que se decretó la urgencia sanitaria en el país, y que los casos de contagio y defunciones van en aumento. “Entendemos las consecuencias que esto puede generar en la economía, pero si no tenemos salud, la economía poco nos puede servir”, dijo el gobernador. Las nuevas medidas estarán vigentes hasta el 17 de noviembre.

AC