Foto: Carlos Ontiveros

María Espino

Guanajuato.- El meteorólogo Marcos Irineo Esquivel, del Centro de Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Guanajuato, manifestó que al igual a como están de altas las temperaturas provocando olas de calor intensas, así también se prevé que la temporada de lluvias sea muy abundante y con probabilidad hasta de inundaciones en ciertos lugares.

Esquivel dijo que la situación climática que se vive en varios municipios en el estado de Guanajuato ha propiciado que los niveles de agua en presas, lagos y arroyos se hayan reducido considerablemente por la evaporización y aunque algunos espacios de han quedado totalmente secos mencionó que la situación actual no se puede considerar como una sequía, aunque sí destacó que es un tema que debe preocupar y procurar el cuidado y buen uso del recurso natural.

“Sin duda hay un cambio climático que se traduce en un desequilibrio en los patrones de lluvia y las temperaturas; también se traduce en el cambio de variabilidad de otros fenómenos como lo es el fenómeno de ‘La Niña’ (temperaturas altas); todo es provocado por diversos factores (…) Se está dando lo que muchos científicos e instancias internacionales dicen que la temperatura gradualmente se va elevando cada vez más, los patrones de lluvia están cambiando”.

Marcos Esquivel, investigador de la UG

Señaló que hay mucha expectación de parte de la población respecto a la posibilidad de que no llueva lo suficiente debido a las altas temperaturas registradas, por lo que explicó que de acuerdo a estudios climáticos se prevé que haya un buen temporal y destacó que, aunque sí hay un cambio climático que afecta en los patrones de lluvia, eso no significa que vaya a llover menos este año con relación a los anteriores.

Adaptarse ‘o morir’

Foto: Carlos Ontiveros

Esquivel exhortó a la población a tomar conciencia de los cambios climáticos y estar listos para, cuando llegue la temporada de lluvias, tratar de captar este tipo de agua que señaló es muy útil para emplear en distintas actividades en los hogares, en ciertos empleos, en el campo y otras actividades en los que se puede dejar de usar agua potable y así generar ahorro del vital líquido, aprovechando el agua de lluvia, pues, mencionó, que también se trata de un tema de adaptación a estos cambios.

“Eso es importante porque entonces dejas de usar agua que viene del subsuelo, de los filtros aquí en Guanajuato o de las presas; entonces esta es una acción de adaptación al cambio climático. Todos lo podemos hacer en nuestras viviendas, simplemente conectas un tubo a tu techo, lo canalizas y captas agua de lluviecita, tienes agua para tu jardín, para limpiar tu patio. Son pequeñas acciones que se traducen en grandes soluciones”.

Finalmente, comentó que aparte de extremar el cuidado del uso del agua también se debe extremar el cuidado de la naturaleza y evitar la tala de árboles, ya que su presencia ayuda a generar oxígeno y propician una buena filtración de agua que al final va a dar a los mantos acuíferos.

“La tala de árboles por supuesto que afecta el cambio en el uso de suelo, es fundamental. Si seguimos talando árboles, entonces, ¿qué sucede en el suelo?, pues no hay suficiente filtración de agua. Los acuíferos van para abajo, hay erosión en el suelo y después el suelo no es apto para producir alimento, etc. Desencadena una serie de consecuencias ocasionadas por los humanos y por alteraciones de otra naturaleza que no son controlables”, acotó el experto en clima.

ndr