Lourdes Vázquez

Guanajuato.- La Auditoría Superior del Estado (ASEG) auditará las operaciones realizadas entre el gobierno del Estado y la empresa Procesos Gráficos para Publicidad S.A de C.V proveedora de las placas metálicas del periodo 2016 -2020, esto de acuerdo con el dictamen aprobado por los diputados de la Comisión de Hacienda y Fiscalización. No obstante, la revisión iniciará el próximo año.

Se trató de un punto de acuerdo impulsado por el diputado de Morena, Raúl Márquez Albo con el que se busca que se haga una revisión específica a todo el proceso, es decir, la planeación, programas, presupuestación y ejecución de recursos públicos por parte de la Secretaría de Finanzas, Inversión y Administración para la adquisición de bienes y servicios de dicha empresa.

El auditor general, Javier Pérez Salazar señaló que dicha auditoría resulta procedente en virtud de que este tema no ha sido sometido a una auditoría específica, y señaló que también resulta viable el periodo establecido para revisión pues cae dentro de límite de 5 años.

No obstante, manifestó que considerando que ya se está en cierre presupuestal, la auditoría se incorporará al programa de auditorías 2021 el cual se entregará al Congreso local en el primer bimestre del próximo año.

Al respecto, Raúl Márquez Albo dijo estar de acuerdo, pero pidió que la auditoría sea considerada dentro de las primeras a realizar una vez iniciado el año 2021; la propuesta fue respaldada por la coordinadora de los diputados de Morena, Magdalena Rosales Cruz.

El legislador refirió que “lo que se detectó es que desde el 2012, esta empresa ha estado recibiendo 180 contratos de adquisición que suman una cantidad muy importante de 953 millones de pesos más los 371 millones de pesos que representó la licitación de las placas para este año de replaqueo, suman mil 325 millones de pesos en estos años, desde el 2012, es una cantidad que llama la atención”.

Dijo que aunado a ello, en la adquisición de las placas hecha en mayo de este año, las placas fueron compradas con una gran diferencia entre lo adquirido en ese momento y el programa de replaqueo.

“El costo de la placa para automóvil costó 160.14 pesos contra 224.46 pesos para el replaqueo, en el caso de las placas de camión fue la misma cifra, en el caso de las motocicletas costaron 84.91 pesos contra 96.28 pesos (…) estas diferencias suman una cantidad importante de recursos que pudo haberse ahorrado el gobierno y yo no quisiera pensar en un asunto de sobre precio”, acotó Márquez Albo

El dictamen aprobado será turnado al pleno del Congreso del Estado para su aprobación.

Te podría interesar:

SZ