Gilberto Navarro

Guanajuato.- La ciudad  de Guanajuato lleva ya acumuladas varias tragedias en contra de animales sin que las autoridades parezcan actuar al respecto. Desde la muerte de cinco gatitos por negligencia de las autoridades, un ataque directo contra un perro y la muerte de catorce patos en la Presa de la Olla solo muestra la falta de cuidado ambiental en la ciudad.

No cuidan la fauna local

Tan solo el pasado 8 de mayo en la Presa de la Olla fueron localizados 14 patos sin vida, sin que se dieran a conocer las causas de la muerte, aunque se sospecha tiene relación con la contaminación del agua por las descargas de aguas negras en la zona. El municipio ya investiga la muerte de catorce patos en la Presa de la Olla. Sin embargo, no descarta que intervenga el estado e incluso la federación.

Como informó Correo, en días pasados la Secretaría de Seguridad Ciudadana dio a conocer a través de redes sociales, luego que la Policía Ambiental recibió un reporte ciudadano en el que se informaba sobre la muerte de varios patos en el embalse.

Al respecto, el Secretario del Ayuntamiento, Héctor Corona, afirmó que ya iniciaron las investigaciones para determinar la causa de muerte de la fauna de la presa, por lo que incluso se están haciendo análisis al agua de la presa, para determinar si este fue un factor en la muerte de los patos.

“No podemos nosotros ahorita dar un veredicto, porque se están haciendo los análisis químicos y biológicos de la presa para saber cuál es el motivo y poder evitar que suceda otro incidente.

Señaló que no se descarta que para coadyuvar a la averiguación se pida apoyo al estado e incluso a la federación a través de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

Finalmente dijo que no se tiene la certeza si la muerte de estos patos fue por causas ecológicas o de maltrato animal, sin embargo, al finalizar la investigación, se tomarán las acciones legales correspondientes.

Foto: Facebook

No es el primer caso contra animales

A finales de enero, cinco gatitos fueron rescatados por la Policía Ambiental de un baldío en La Venada, los cuales fueron entregados al CECAA, pero después se dio a conocer que estos murieron.

Los animalistas denunciaron que las crías fueron entregadas al Centro con vida y que poco después murieron ya que al parecer los dejaron al interior de un costal.

Esto derivó en la apertura de una investigación por parte del órgano de control interno municipal y se separó del cargo a Juan Pablo Rodríguez Fonseca como encargado del centro mientras se desarrollaban las investigaciones.

Claman justicia por ‘Oso’

Otro caso dio de qué hablar luego de que animalistas marcharon en la capital para pedir justicia por Oso’, un perrito que fue quemado y desmembrado en la Colonia Ex Hacienda Santa Teresa. Decenas de personas acudieron a la presidencia para exigir castigo a los actos de maltrato animal que se han presentado en la ciudad.

Dicho caso fue denunciado por quienes encontraron los restos, ante la Fiscalía General del Estado.

Los animalistas pidieron justicia para ‘Oso’, pero también para todos los demás casos de maltrato y violencia hacia los animales.

Unificar protocolos

Debido a que las discrepancias en los protocolos de atención entre el Centro de Control y Atención Animal (Cecaa) y la Policía Ambiental han causado que los casos de maltrato animal se atiendan de manera incorrecta, el Consejo Municipal de Protección Animal solicitó se unifiquen.

Lo anterior durante una reunión del consejo con el titular de la SSC, Samuel Ugalde García y el secretario del Ayuntamiento.

En dicha reunión pidieron al titular de la SSC se trabaje en un protocolo único de atención, que permita la atención de los casos de maltrato animal.

EZM