Karla Silva

Silao.- Ante el desborde de aguas negras de la planta tratadora que fue denunciado por vecinos de la comunidad La Chiripa, en Silao, Obras Públicas reveló que no se ha concretado la firma de los documentos que permitirán que las instalaciones sean operadas en su totalidad por el Municipio.

En 2019 -y como lo dio a conocer esta semana en entrevista- don Tomás Salazar Cedillo en calidad de copropietario, donó “de buena voluntad” 1 mil 104.82 metros cuadrados en los que se construyó la planta.

Sin embargo, el titular de Obras Públicas, Alberto Ramírez Sánchez, declaró que “con el dueño del predio hemos tenido pláticas para ver la situación (…) hasta este momento no tenemos el convenio de donación como el señor lo dice, firmado por él”, aunque se acordó la donación del predio para poder ejercer el recurso público.

Aseguró que la dependencia ha enviado personal a la comunidad para extraer el gua residual en la planta y con ello, evitar que se desborde. La excavación de un agujero, señaló, se hizo por petición del propietario. “La planta no ha operado al 100 por ciento porque de cierta manera la persona no nos ha dejado hacer la limpieza”, agregó.

Daña sus tierras

Tomás Salazar Cedillo y Rafael Ríos Vargas denunciaron el estado en que se encuentra las tierras de cultivo alrededor de la planta tratadora de aguas residuales y que acusaron, fue abandonada por las autoridades.

Acusó que desde 2019 el Municipio se comprometió a beneficiar a los campesinos con las aguas ya depuradas, para el riego de sus cultivos. Sin embargo ocurrió lo contrario y hoy han perdido parte de sus propiedades. Narró que fueron autoridades municipales quienes le propusieron el proyecto y le pidieron aportar el terreno para el proyecto finalizado en marzo de 2020.

Al recorrer el lugar se puede constatar que las fétidas aguas se desbordan y que invaden las oficinas y el barbecho. El equipamiento está averiado y la edificación mal levantada.

Lee toda la nota AQUÍ.

LC