Staff Correo/Fernando Velázquez

León.- Un presunto intento de asalto sería el motivo del asesinato de Serafín Enrique Aguilar Díaz, quien fungía como Delegado de Seguridad Institucional en la zona San Miguel de Allende del Poder Judicial de Guanajuato.

El funcionario fue ultimado el sábado 10 de julio, aproximadamente a la 1 de la mañana, a bordo de un vehículo oficial cerca del acceso a la comunidad de Cañada de Bustos, en Guanajuato capital.

De acuerdo con el magistrado presidente Héctor Tinajero Muñoz, sería un intento de robo el móvil por el que se investiga el crimen.

Fotos: Cristina Muñoz

“Lamentablemente nuestro compañero que estaba esperando a uno de sus familiares cuando llega un sujeto pretendiendo robarle el vehículo, él acelera y le disparan privándolo de la vida”, dijo a medios locales.

Según explicó, Aguilar Díaz se encargaba de verificar la seguridad en las salas de audiencia y la protección del personal.

De acuerdo a su trayectoria oficial, fue Coordinador Jurídico de la Dirección del Sistema Penitenciario Estatal de 2005 a 2008, para luego se nombrado Director del Centro de Internación para Adolescentes por unos meses, pues ese mismo año fue ubicado como asesor de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado hasta 2012.

Jueces están asegurados

Si bien reconoció un incremento sustancial en los juicios de delitos relacionados con el crimen organizado, el presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Guanajuato, Héctor Tinajero Muñoz, aseguró que los jueces cuentan con la seguridad necesaria para tener autonomía al momento de emitir una resolución en este tipo de asuntos. 

En entrevista, refirió que los juicios sobre homicidios y narcomenudeo, delitos vinculados con la delincuencia organizada, han crecido alrededor de 50 por ciento. 

Indicó que actualmente no ha recibido reportes de que algún juez que atienda estos temas haya recibido alguna amenaza, pero subrayó que el Poder Judicial cuenta con la Dirección de Seguridad Institucional, la cual tiene protocolos de protección personal en caso de que se presente algún tipo de amenaza. 

“Hasta este momento no (hay reportes) afortunadamente, tenemos un protocolo de seguridad que se activa cada que tenemos un asunto de estos, generado a favor del juez. 100 por ciento e está garantizada la independencia judicial y la libertad con la que cada uno de los jueces emite su resolución”, dijo. 

Cuestionado sobre si podría instaurarse la figura del juez sin rostro para brindarles mayor seguridad, el magistrado Héctor Tinajero explicó que no es posible debido a que el Código de Procedimientos Penales, que regula los procesos en esta materia en todo el país, establece, entre otras cosas, que el juez debe estar presente en las audiencias, de cara a las partes. 

Por ello, tendría que reformarse el código federal para entonces sí poder pensar en establecer esta figura en Guanajuato.