Yadira Cárdenas

Salamanca.- La llamada de auxilio de los habitantes aledaños al relleno sanitario por los escurrimientos de lixiviados a sus cultivos y hogares llegó hasta la Procuraduría Ambiental y Ordenamiento Territorial (PAOT), esto luego de que los afectados se entrevistaron con el titular de la dependencia Anselmo Conejo Cornejo para denunciar este problema. El procurador ambiental informó que ya se realizó una visita al relleno sanitario y se notificó a las autoridades municipales sobre 16 observaciones que deben solventar en un plazo de entre 30 a 60 días, entre ellas el tratamiento de lixiviados.

Los habitantes de Buenavista señalaron que continúan tocando las puertas necesarias para que se resuelva el problema que enfrentan con los lixiviados del tiradero municipal, que ha ocasionado incluso la muerte de sus animales y temen por su salud. A pesar de que acudieron a la presidencia municipal el pasado jueves y como respuesta se reunieron con varios directores en el relleno sanitario durante la tarde del mismo día, señalan que no estarán satisfechos hasta que haya una solución concreta.

“El director de Servicios Públicos nos dijo que hiciéramos una zanja para que no llegaran los escurrimientos a las casas o parcelas, y eso es hasta una burla para nosotros, también que van a echar tezontle en una parte del camino, pero lo que queremos ver es una solución total para que ya no ocurran esos problemas como los olores también”.

Acuden a la PAOT

Este viernes los afectados acudieron a las oficinas de la PAOT para interponer una denuncia formal y fueron recibidos por el procurador Anselmo Conejo Cornejo, quien escuchó sus peticiones y recibió las firmas de los afectados.

El titular de la PAOT informó que ya se realizó una inspección al tiradero municipal de Salamanca encontrando varias observaciones. Sin embargo, la denuncia de los habitantes  también será tomada y se le dará la atención requerida, “es importante conocer el punto de vista de los habitantes porque no teníamos localizadas las observaciones que nos hacen llegar sobre estos escurrimientos que ya estaban afectado las parcelas, así que le dimos entrada a una nueva denuncia por estos escurrimientos de lixiviados”.

Destacó que de la inspección que ya se había realizado por parte de la autoridad ambiental ya se notificaron las 16 observaciones a la administración municipal, específicamente a la contraloría y a la alcaldesa Beatriz Hernández Cruz, para que se subsanen de manera urgente de 30 a 60 días.

“Consisten principalmente respecto a la membrana de los lixiviados, ahí deben darle  saneamiento y tener control principalmente con el tema de la lluvias que hay más escurrimientos, pero también está el problema de la compactación que están realizando, aquí de acuerdo a la cantidad de residuos es el nivel de compactación que debe tener, la otra es el control de la fauna nociva no hay un programa de control y respecto a la licencias no cuentan con licencias de funcionamiento para operar el relleno sanitario entre las principales que detectamos. Destacó que por otra parte se le dará seguimiento a la denuncia de los habitantes de la zona para que se verifique el daño y deslindar responsabilidades.

EZM