Luz Zárate

Celaya.- El director del Centro de Integración Juvenil (CIJ), Pedro Vela recordó que de enero a marzo es cuando más personas buscan atención médica, psicológica y son varios pacientes que padecen alguna adicción los que regresan a continuar la terapia que abandonaron por días festivos.

Vela señaló que diciembre es un periodo donde aumenta el riesgo de las recaídas en el consumo de alcohol o de alguna otra sustancia. Y la adicción se une a episodios de melancolía o depresión que sufren algunos pacientes y este 2020 se agudizó con la pandemia del coronavirus.

Señaló que cada año el Centro de Integración Juvenil atiende en promedio a mil pacientes, destacando que cada vez es menor la edad de inicio de consumo. Hay niños de ocho años que tuvieron contacto con algún estupefaciente.

En el Centro de Integración Juvenil, además de que se atiende a los pacientes que son adictos a alguna droga ilegal, también hay asistencia a personas que sufren de adicción al tabaco e incluso para personas que sufren de codependencia, trastorno que es igual de adictivo que una sustancia química.

Urge unidad de internamiento

Pedro Vela Salgado señaló que es muy necesario un Centro de Internamiento en el municipio, pero hacen falta los recursos para su construcción, pues se necesitan 64 millones de pesos.

Desde hace diez años, las autoridades del CIJ han pedido apoyo al estado para construir de la Unidad de Hospitalización del Bajío, que sería una clínica de atención a pacientes que sufren de alguna adicción y en la cual se brindaría atención médica, psicológica y mental.

EZM