Redacción

Madrid.- Shanna Swan, profesora de medicina ambiental y salud pública de la escuela de medicina Mout Sinai en Nueva York, dio a conocer una serie  de estudios en un libro sobre sus estudios de las tendencias de la fertilidad. En este análisis se dio a conocer que la contaminación está provocando el encogimiento de los penes humanos.

De acuerdo con la información presentada por Swan, la humanidad se enfrenta a una “crisis existencial” por las tasas reducidas de fertilidad como resultado de una sustancia química llamada ftalatos. Estos compuestos están provocando que los bebés nazcan con genitales malformados y también el encogimiento de los miembros masculinos.

Además, ya anteriormente en un estudio del  2017 había mostrado que el recuento promedio de espermatozoides entre los hombres occidentales se ha reducido a más de la mitad en los últimos 40 años, lo que muestra realmente las consecuencias de la contaminación.

“Los bebés llegan al mundo ya contaminados por las sustancias que absorben en el útero”, señaló la experta en su estudio.

La doctora advirtió que la crisis reproductiva es tan grave que “es posible que la mayoría de las parejas tengan que utilizar la reproducción asistida para 2045”.