Cuca Domínguez

Salamanca.- El robo de hidrocarburo de tomas clandestinas en el bordo del río Lerma por la colonia San Juan de la Presa generó alarma entre la población luego que desde la madrugada un fuerte olor inundó el ambiente.

De acuerdo a vecinos del lugar, desde la noche pasaron por la zona camiones tipo pipas y otros, de manera inusual. Enseguida, un fuerte olor inundó el ambiente y, aún con las puertas cerradas, este colmó los hogares

“Nos dio miedo porque fue intenso y por mucho tiempo”, aseguró una vecina.

Incluso, agregaron, desde la madrugada llegó personal de Pemex para reparar la toma clandestina, aunque el olor se mantenía en el aire.

En tanto, el gobierno municipal informó, a través de un comunicado, que en un trabajo conjunto se atendió la fuga de gasolina que fue provocada por varias tomas clandestinas, a un lado del río Lerma.

“La situación se controló a las 2:00 de la madrugada de este miércoles, quedando un olor en el ambiente y un pequeño ferré en el río”, agregaron en el documento e invitaron a denunciar este tipo de hechos al Sistema de Emergencias 911.

De esta manera, al aumentar la temperatura durante el día se percibió el olor nuevamente, sin embargo, se realizan labores para disminuir el riesgo para la población que actualmente, relataron, es muy bajo.

Hasta antes del mediodía, personal de Pemex permanecía en el lugar para restablecer el servicio del ducto.

ndr