Roberto Lira

Celaya.- El ataque a un reportero es una muestra más de que la violencia sigue creciendo en el estado y se ha transformado en otra pandemia contra la cual también se debe pelear, comentó el obispo de la Diócesis de Celaya, Benjamín Castillo Plascencia.

La ejecución de Israel Vázquez, reportero de un medio digital de Salamanca, mientras cubría un hecho delictivito es la primera muerte de un representante de la prensa a manos del crimen organizado, lo cual, el prelado celayense consideró como una agresión a toda la sociedad.

Es la agresión a todos, qué bueno tienen un gremio que hace ruido, pero los que no tienen ahí se van muriendo, ni quien diga nada, esto de los muertos de los perdidos hasta que son miles los que están perdidos se hace ruido, con las mujeres igual”, comentó el obispo de Celaya.

Castillo Plascencia consideró que estas agresiones seguramente las realizan los grupos criminales para promoverse y generar temor en la sociedad.

Asimismo, comentó que este es una nueva línea que se pasa por parte de la delincuencia, que demuestra que la violencia sigue escalando en el país como una pandemia.

El crimen es una pandemia en el país ya llena todo, entonces ojalá no luchemos solo por esta pandemia, que nos vacunemos contra la otra también, sobre todo empezando con la educación desde la casa, con valores como el amor, servicio, la justicia, el no querer lo que no es mío, el no querer quitarlo”, mencionó Castillo Plascencia.

DM

Lee más: