Agencias

Ciudad de México.- Los Astros de Houston lo lograron, se levantaron de un 3-0 ante Tampa Bay en la Serie por el Campeonato de la Liga Americana. Ayer doblegaron a los Rays con batazos decisivos de George Springer y José Altuve para un 7-4 que alarga la serie al séptimo encuentro, por el boleto a Serie Mundial.

El dominicano Framber Valdez lanzó seis entradas de manera brillante, y Houston puso fin a la apertura de Blake Snell en el quinto acto, antes de que Springer conectara un sencillo de dos carreras que significó la ventaja.

Springer anotó con un doble del venezolano Altuve. El boricua Carlos Correa, quien definió el duelo del jueves con un cuadrangular, bateó esta vez un sencillo remolcador.

Los Astros están a una victoria de lo que sería su tercera Serie Mundial en cuatro temporadas. Se unirían a los Medias Rojas de Boston de 2004 como los únicos equipos que se han recuperado de un déficit de 3-0 para ganar una serie en siete duelos.

Boston lo consiguió frente a los Yanquis de Nueva York para llevarse la Serie de Campeonato de la Liga Americana, antes de conquistar su primer Clásico de Otoño en 86 temporadas.

En total, los clubes de las Grandes Ligas que han tenido una ventaja de 3-0 en una serie a un máximo de siete compromisos ostentan una foja de 37-1.

Houston trata también de ser el primer equipo en ganar una Serie de Campeonato tras una foja negativa en la temporada regular (29-31). Y los Astros buscan reivindicación, durante un año en que se les ha criticado por un escándalo de robo de señales en el que incurrieron durante 2017, cuando se coronaron. Ese ardid fue descubierto en el receso previo a la presente temporada.

Manuel Margot disparó dos jonrones y produjo tres carreras por los Rays, que después de dilapidar la ventaja de 3-0 en la serie siguen a una victoria de lo que sería el segundo Clásico de Otoño en la historia de la franquicia. Pero si pierden, se unirán en la ignominia a los Yanquis de 2004.