Karla Silva
Silao.
– Debido a la contingencia sanitaria provocada por el coronavirus, los Reyes Magos tuvieron que cambiar su ruta para la compra de los juguetes que este 6 de enero entregarán a los niños de Silao.

Este año los comerciantes se colocaron en las antiguas instalaciones de la Feria de Silao, por instrucción del área de Comercio para evitar aglomeraciones.

Las autoridades les asignaron el exterior del edificio que hoy alberga a las oficinas municipales.

Desde la mañana del 4 de enero y hasta la madrugada del día 6, aproximadamente cuatro decenas de vendedores ofrecerán variada mercancía, desde productos artesanales hasta de marcas reconocidas, de todos los precios y para todos los gustos.

Tanto los vendedores como los Reyes Magos y sus representantes, estarán obligados a respetar las medidas sanitarias para prevenir contagios de Covid-19.

MD