Conecta con nosotros
Periodico Correo

Publicado

En

Nayeli García

Irapuato.- Un empleado del sector de la salud nunca se imaginó que una visita al supermercado, terminaría en un caluroso aplauso en homenaje al esfuerzo que hace todos los días por salvar la vida de todos los irapuatenses.

En un vídeo de 11 segundos difundido a través de las redes sociales se observa al trabajador del sector salud, saliendo del área de cajas con su carrito del mandado, mientras que trabajadores del supermercado, aplauden a su salida.

Según se dio a conocer, el empleado llegó al supermercado ubicado en la Colonia Las Reynas, cuando uno de los empleados se dio cuenta a qué se dedicaba y decidió compartir la idea de ‘rendir honor a quien honor merece’.

A su salida fue sorprendido con una serie de aplausos que crearon un ambiente de esperanza y respeto ante la difícil crisis que se vive en el mundo.

Comentarios

Comunidades

La mujer continuará en su lugar de origen su convalecencia, su bebé se encuentra estado

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: Especial

Redacción

Romita.- Una guanajuatense de tan solo 25 años de edad y con 17 semanas de gestación libró la batalla contra el COVID-19, tras 18 días de haber estado grave e intubada en el Hospital Materno Infantil de Irapuato.

La paciente fue enviada para su recuperación al Hospital Comunitario de Romita, de donde es originaria, en excelente estado para continuar convalecencia y continuar su embarazo.

Sostuvo una enfermedad grave neumonía por COVID-19 positiva y una neumonía bacteriana agregada.

Según se dio a conocer en un boletín informativo hasta el momento el sistema estatal de salud de Guanajuato en lo que va de la pandemia ha atendido a 74 embarazadas y 6 puérperas.

25 de ellas fueron detectadas con COVID en el primer semestre de gestación, otras 23 en el segundo semestre y 26 más en el tercer semestre.

También te puede interesar

De la noticia en Italia al resguardo en México

RC

Continuar Leyendo

Interacción humana en tiempos de COVID-19

El esposo de Paty es originario de Italia; justo antes de que se diera cuenta de lo que azotaría a su país, se apresuró a regresar a México, donde se mantuvo en cuarentena hasta que se descartara que estaba contagiado

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: Especial

Óscar Jiménez

León.- La noticia llegó en el peor lugar: al esposo de Paty, que es italiano, le explicaron lo que azotaría a su país en siguientes días. Justo cuando él estaba de visita. Allá, se enteró también del primer caso de coronavirus en el país ‘de la bota’, y por poco, no podía gestionar su regreso a México.

Su esposa, Paty, narra lo que fue la última travesía de su pareja en su país de origen; “Estaba en Italia el día que se dio a conocer el primer caso en el país, tenía el boleto de regreso a México tres días después. La gente empezó a entrar en pánico”, dice.

Sin embargo, con las últimas dádivas que permitió el tiempo, el esposo de Paty pudo regresar a México con su familia sin mayor inconveniente más que el acostumbrado. Al saber algunos que éste, había estado días antes de visita en Italia, prefirieron la lejanía, y estuvo en observación durante algunos días con el fin de evitar contagios.

“Las personas que sabían que había estado en Italia trataron de evitar acercárseme lo más que pudieron y creo que realmente por cuestión de seguridad fue lo mejor, aunque me sentía perfectamente bien”.

Aunque logró no ‘envolverse’ en las medidas sanitarias que tomaría Italia, tras su traslado a México, el esposo de Paty tuvo que esperar algunos días más para luego, recibir las indicaciones -como el resto- de guardarse en casa.

“Lo que pasó en Italia los primeros días fue exactamente lo que está pasando aquí en México (y supongo en cualquier lugar del mundo), con unos cuantos que inmediatamente trataron de tomar medidas preventivas evitando salir, luego hubo los que exageraron vaciando los supermercados con el miedo que todo fuera a acabarse, y los que siguieron su vida como si nada estuviera pasando”.

MANTIENEN COMUNICACIÓN CON ITALIA

Ahora que el problema se ha vuelto global, el esposo de Paty no tiene otra alternativa más que por medios digitales comunicarse con sus familiares. Así, las opiniones se vuelven también contrastantes por todo lo que se ve y se escucha por estos días.

“Hablo casi todos los días con mis familiares y amigos, empiezo a escuchar opiniones contratantes sobre la cuarentena pero todos tratan de seguirla, inventando una y otra manera de hacer pasar el tiempo. Pero en todos escucho o percibo preocupación”.

“Pero creo que un poco de sentido común es lo que nos puede ayudar a limitar los riesgos y los daños lo más posible”, culminó.

DM

Continuar Leyendo

Interacción humana en tiempos de COVID-19

La hija de Ruth vive desde hace dos años en Portugal, cerca de España, uno de los países más afectados por la pandemia. La aerolínea canceló su vuelo, tuvo que quedarse en Guanajuato y no pudo ir a su boda 

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Óscar Jiménez

León.- Pasó casi un semestre desde que Ruth eligió el vuelo, acomodó los horarios y comenzó a planear. Se ilusionó con la posibilidad de ver a su hija que recién subió al altar. Pero ella, se casó y Ruth no llegó a la felicitación.

La devastación surgió cuando a menos de una semana de emprender el viaje, la aerolínea le comunicó a Ruth que el vuelo a Portugal -que le llevaría con su hija- no podría ser por la contingencia sanitaria. Hasta nuevo aviso. Habría que esperar.

“En septiembre del año pasado compré mi boleto para ir a Portugal; mi hija vive ahí desde hace dos años, pero acaba de casarse y mi mayor ilusión era el poder ir con ella, el poder volverla a abrazar”, señala Ruth, quien ha tenido que mantenerse en Guanajuato hasta que, de nuevo, la ilusión cobre aunque sea un poco de realidad.

Y es que Portugal, pegado de España, se encuentra en una de las zonas de mayor conflicto por los contagios de coronavirus; Ruth cuenta que su hija le ha comunicado de las dificultades para conseguir comida e incluso, para poder llevar las actividades diarias.

“Me duele la impotencia de no poder ayudarla, de no poder estar con ella por los desabastos de todo tipo, porque viven hasta desabastos de comida. Sin embargo, creo que tiene el apoyo de su esposo y el mío a pesar de la distancia”.

Para poder reencontrarse en alguna parte de la península Ibérica, Ruth tendrá que seguir el conteo de las horas como un ‘tic-toc’ desesperante… pero sabe, es lo único a lo que puede aferrarse para volver con los suyos… para aferrarse a la vida.

“Cinco días antes de todo esto, yo estaba casi segura que iría, pero una vez que se desató todo, y me di cuenta, se me vinieron abajo todos mis sueños y se quedaron atrancados”, dice, sin perder la noción; “Seguimos adelante, un día a la vez”.

DM

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario