Agencias

Ciudad de México.- Todos lo ubicamos como el Sr. Miyagi, el sensei de Daniel LaRusso en la película ‘Karate Kid’ (1984). Si bien su manera de llevarlo hacia las artes marciales era poco ortodoxa, rindió frutos bastante buenos. ‘Pat’ Morita jamás logró igualar el éxito obtenido con este personaje, ni obtuvo grandes premios por sus actuaciones, pero es un hombre que siempre permanecerá en nuestra memoria.

Noriyuki ‘Pat’ Morita nació el 28 de junio de 1932 en Isleton, California. (Sí, era estadounidense). Era hijo de una pareja de inmigrantes japoneses dedicados a la venta de fruta de manera ambulante.

Su infancia no fue como la de cualquier niño, ya que sufría de tuberculosis espinal, por lo que desde los dos hasta los 11 años, estuvo prácticamente inválido y postrado en la cama de un hospital. Sus padres pensaron que jamás volvería a caminar. Sin embargo, se recuperó casi milagrosamente y pudo volver a sostenerse en pie.

Morita se acababa de recuperar de su enfermedad, cuando fue llevado, junto con su familia, a un campo de refugiados en Arizona, debido a la Segunda Guerra Mundial. El motivo: eran de origen japonés.

Ahí conoció a un sacerdote católico llamado ‘Pat’, al que hizo su amigo y del que más tarde tomó su pseudónimo como nombre artístico.

Tenía unos 30 años, estaba casado y tenía una hija cuando decidió dejar su trabajo como programador de computadoras para dedicarse a lo que le gustaba: el medio del espectáculo.

Su carrera artística inició en los 60, pero en el terreno de la comedia. Actuaba en clubes nocturnos de California, lo que le dio cierto prestigio, y le abrió las puertas a su primera aparición en el cine, en la película japonesa dramática y poco conocida ‘Jidosha dorobo’ (1964).

En los 70 tras participar en westerns como ‘El pistolero más tembloroso del Oeste’ (1968), su rostro comenzó a ser más reconocido y su presencia en televisión se hizo cada vez más fuerte. Apareció en series exitosas como ‘Colombo’, ‘The Bill Cosby Show’ y ‘MASH’.

Uno de sus roles más conocidos fue el de ‘Arnold’ Takahashi, en la serie ‘Happy Days’, la cual se convirtió en todo un fenómeno de la pantalla en territorio norteamericano.

Pero su carrera dio un giro definitivo en 1984, cuando el productor Jerry Weintraub le ofreció el papel de Kesuke Miyagi, el co-protagonista de ‘Karate Kid’. Esta película dirigida al público joven logró un éxito irreal en todo el mundo.

La historia se centra en la relación de Daniel LaRusso, un joven introvertido y un hombre experto en artes marciales, Miyagi le muestra el camino del autoconocimiento a través del karate. Seguro tienes muy presente en la memoria la manera en que le enseñó al joven Daniel-San a atrapar moscas con un par de palillos cuando lo introdujo al mundo del karate haciéndole pulir autos.

El éxito logrado hizo que apareciera en ‘Karate Kid II’ (1986) y ‘Karate Kid III’ (1989), así como en ‘El Nuevo Karate Kid’ (1994), donde su alumna fue Hillary Swank.