Redacción

Japón.- Un japonés de 29 años, Takahiro Shiraishi, apodado como “el asesino de Twitter” había sido acusado del asesinato de nueve personas, ya que admitió todas las agradables acusaciones diciendo que “todas tienen razón”.

Shiraishi fue detenido por la policía local hace tres años y también acusado de desmembrar a sus víctimas y almacenar partes del cuerpo en neveras portátiles.

El término “asesino de Twitter” se acuñó cuando se reveló que usó la plataforma de Twitter para “cazar” a personas emocionalmente vulnerables entre las edades de 15 y 26 años, donde publicaran temas de como suicidarse. Se acercaba a ellos para asegurarse de que podía ayudarlos e incluso podría quitarse la vida con ellos.

Utilizando esto, sus abogados instan ahora al tribunal a reducir su sentencia a “asesinato con consentimiento”, pero si se declara culpable Shiraishi podría enfrentar una cadena perpetua seguida de la horca en Japón.

El asesino tuvo que confesar sus crímenes tras ser detenido por la policía japonesa. AFP

Al llegar a la casa de Shiraishi en la mañana de Halloween de 2017, las autoridades locales encontraron nueve cuerpos desmembrados, con hasta 240 partes de huesos escondidos en hieleras y cajas de herramientas, que habían sido rociados con arena para gatos en un intento por ocultar la evidencia.

*Con información de debate.com

AC