Staff Correo

México.- Eran las 12:00 del día del 7 de junio de 1999 cuando Francisco Jorge Stanley Albaitero, mejor conocido como Paco Stanley salió de las instalaciones de TV Azteca tras haber grabado otra edición del programa Una tras otra. Nunca se imaginó que sería la última vez que pisaría ese set.

Abordó un vehículo y se dirigió al famoso restaurante ‘El Charco de Ranas‘, donde desayunaría con su compañero Mario Bezares, Jorge Gil y su chofer Jorge García Escandón, así como con sus escoltas.

Por mucho tiempo se ha dicho -a voz de testigos-, mientras estaban comiendo, Bezares se paró de la mesa luego de que su teléfono sonara; se alejó del lugar para contestar, a los minutos se disculpó diciendo que la comida le había hecho daño y luego se fue.

Momentos después, Paco Stanley salió del restaurante rumbo al coche donde lo esperaban para retirarse también, pero al dejar el establecimiento, dos hombres que previamente habían cruzado el puente peatonal, lo atacaron con ametralladoras, disparándole en más de 20 ocasiones; después escaparon.

Cuatro tiros recibió el conductor en la cara, su compañero Jorge Gil fue herido en la pierna. También hubo víctimas colaterales como Juan Manuel de Jesús Núñez, un agente de seguros de apenas 30 años que simplemente pasó por el lugar equivocado a esa hora junto con su esposa, quien también fue lesionada de gravedad.

Un acomodador de choches de apenas 18 años que también estaba en la zona, estuvo gravemente herido.

¿Mario Bazares orquestó su asesinato?

Después de este acontecimiento que marcó la historia del país por el personaje que representaba Stanley en la televisión, se generaron muchas hipótesis sobre su ejecución.

Una de ellas fue que tenía nexos con el narcotráfico, pues supuestamente, ese mismo 7 de junio, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informó que había encontrado una bolsa de cocaína en su ropa, fortaleciendo esa versión.

Sin embargo, a las semanas del homicidio, se vinculó a Mario Bazares y a Paola Durante quien era edecán en Una tras otra.

Luis Valencia cocinero del narcotraficante Luis Ignacio Amezcua, líder del Cártel de Colima declaró a la entonces Procuraduría que el compañero de programa de Stanley se había reunido con su jefe y la edecán para planear la ejecución por deudas que tenía con las drogas.

Aunado a ello, durante esas mismas investigaciones, Erasmo Pérez Gárnica alias ‘El Cholo‘ también fue detenido, pues las descripciones físicas de los responsables de haberle disparado correspondían a él; ahí fue cuando también se vinculó a Bazares haciéndolo responsable de retrasar la salida del conductor para que los asesinos cometieran el crimen.

Sin embargo, toda esta teoría se vino abajo cuando Valencia dijo que había declarado eso porque la PGDJDF lo había torturado para incriminarlos, por lo que tanto Mario y Paola fueron dejados en libertad tras habérseles declarado inocentes por falta de pruebas, aunque ya habían estado encerrados en la cárcel por un año.

Hasta ahora, no se ha resuelto el homicidio del conductor, aunque en las últimas investigaciones se dijo que se había arrestado a un hombre que dijo ser el auténtico asesino, pero no se han podido comprobar sus declaraciones.