Nayeli García

Irapuato.- “En Guanajuato no nos quedamos con los brazos cruzados ante la falta de recursos federales”, señaló el titular de la Secretaría de Infraestructura, Conectividad y Movilidad (Sicom), Tarcisio Rodríguez Martínez al asegurar que se siguen buscando recursos para seguir activo el sector de la construcción.

La secretario reconoció que el préstamo que solicitó el gobierno del estado de los 5 mil millones de pesos se logró gracias al apoyo de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), recurso que ha sido fundamental para que la obra pública no se detenga en el estado y con ello, poder seguir movimiento la economía y evitar un impacto mayor en la pérdida de empleos que ha generado el Covid-19.

“Guanajuato prácticamente no ha recibido recursos federales, pero en Guanajuato no nos quedamos cruzados de brazos, activamos la economía del estado y de nuestras familias con impulso debido a la obra pública”, señaló.

Dijo que se tuvo acceso al préstamo por las finanzas sanas del estado y con ello se pudo mantener una actividad en el sector que otros estados no lo tuvieron.

Aunado al Impuso sobre la Nómina que también ha sido importante para hacer frente a la pandemia, pues con éste fueron desarrollados proyectos de impacto para la población y los cuales son avalados por un Consejo ciudadano.

“En Guanajuato la obra pública no se detuvo y se le puso el acelerador y se produjo una alta responsabilidad social, en la Sicom con la CMIC se establecieron mecanismo y protocolos para poder continuar con esta actividad económica”, explicó.

El secretario recordó que en el estado se mantienen proyectos por encima de los 6 mil millones de pesos, pese a no tener recursos federales y se están realizando grandes obras como el distribuidor vial de Cibeles, en Irapuato.

Empréstito traerá recuperación: CMIC

El presidente de la CMIC Guanajuato, Javier Padilla Guerra, consideró que la contratación de la última parte del préstamo traerá una recuperación para el sector que este año ha perdido más de 14 mil empleos tan solo en este rubro y se dejó de invertir al menos 2 mil millones de pesos, de lo esperado.

“El sector está con una expectativa muy importante para el cierre del año, sobre todo con los últimos anuncios que se han dado en la última subasta, que el gobierno trajo a las arcas de las finanzas y en la ejecución de la obra pública se tiene expectativa de cerrar bien y este 2021 de una inversión positiva para la obra”, comentó.

Guanajuato ocupa el cuarto lugar nacional en valor generado por el sector, en donde el estado es uno de los que a julio de esta año, presentó un crecimiento del 14.1% con respecto al mismo periodo del 2019, con un mil 251 millones de pesos, y el quinto lugar nacional en personal ocupado con 20 mil 141 tan solo en el sector de la construcción, lo que representa una caída del 13.8%, según la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras ENEC, del INEGI.

De manera global, en Guanajuato, dijo se perdieron durante el 2020 14 mil empleos tan solo en la construcción debido a la poca inversión que se tuvo en obra pública, por lo que se espera que con el nuevo préstamo se pueda recontratar a todo este personal y se recupere la derrama económica para las 37 ramas productoras de la industria de la construcción.

Aunque Javier Padilla consideró que el préstamo de los 5 mil 600 millones de pesos fue positivo para el sector, un nuevo préstamo debería de ser analizado y justificado para que los guanajuatenses puedan enfrentar la deuda, sin embargo, dijo esperar que el sector siga repuntando.

Reconoció que en la distribución de la obra pública, los gobiernos han tomado en cuenta a las constructoras del estado, ya que son tomadas en cuenta en las licitaciones y en asignación de obras, así como a los proveedores locales de éstas, pues la idea siempre ha sido reactivar la economía local y consideró que sí se está cumpliendo.

El presidente de la CMIC dijo que en lo que respecta a las empresas que representa, ninguna ha notificado que tenga que cerrar debido a los recortes presupuestales o la pandemia.