Yadira Cárdenas

Salamanca.- De acuerdo al director de Servicios Públicos Municipales, David Pérez Alvarado, el relleno sanitario opera apegado a las normas ambientales y se tiene espacio hasta para dos administraciones municipales próximas, esto luego de que habitantes de la zona cuestionaran el manejo de los residuos y escurrimiento de lixiviados.

El funcionario municipal señaló que no ha sido fácil resolver la problemática que se tenía al inicio de la administración municipal, con un tiradero que se recibió con infinidad de fallas, “se tuvo que realizar un reacomodo, hubo un incendio que afortunadamente no se propagó a la celda tres y se corrigió, se ha trabajado para estar dentro de la normatividad y mantener el suficiente espacio para dos o tres administraciones municipales más, y se está haciendo el proyecto para una nueva celda y seguir dándole vida con los permisos correctos”.

En cuanto al manejo de los lixiviados destacó que se tratan de manera correcta y es normal que se puedan observar algunos escurrimientos pero son mínimos, y estos son bombeados y se evaporan, además de que reciben visitas de la PAOT para la revisión del manejo del relleno sanitario, y las observaciones que se detecten son subsanadas de manera inmediata, “quisiéramos decir que estamos al 100% pero se está corrigiendo”. David Pérez Alvarado mencionó que se ha dado una reducción en cuanto a los residuos que se recolectan en el municipio, cuando se llegaron a recoger a diario hasta 400 toneladas de basura actualmente son poco más de 300 toneladas, y para un mejor manejo se recomienda a los ciudadanos la separación de residuos, eso abonará a darle mayor vida al relleno sanitario.

LC