Cuca Domínguez

Salamanca.- De acuerdo al presidente de la Alianza Democrática Nacional de Trabajadores Petroleros (ADNTP), Juan Carlos Chávez González, una falla en el suministro de energía a la refinería, no lleva a paro seguro a las plantas de proceso, “más bien fue un paro abrupto, que seguramente dejará daños a las instalaciones y disminución de la producción”.

 El líder disidente petrolero agregó que tras el paro de la planta catalítica se debió realizar la vaporización y el vaciado tanto de recipientes como de las líneas para dar paso a reiniciar el proceso de arranque de las plantas, por lo que se verá afectada la producción en por lo menos 72 horas.

 Insistió en que este paro abrupto de la planta catalítica que generó las emisiones al aire, además daña los catalizadores.

 Además de afectar la planta catalítica se dañaron otras plantas entre la Unidad 3000 y algunas otras de servicios auxiliares.

 Esta situación no es la primera vez que sucede, en otras ocasiones ya se había presentado este fallo que pone en riesgo tanto la producción como las instalaciones y a los mismos trabajadores.

 Afortunadamente la capacidad de la plantilla laboral de Pemex y de la RIAMA, han sabido reaccionar de forma adecuada.

  Por lo que se refiere al fallo del suministro de vapor de la planta cogeneradora de energía a la refinería local, dijo que lo es por la falta de experiencia del personal que la opera, porque no son trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad.

 Iberdrola es una empresa que tiene un contrato con la CFE para la generación de electricidad y con Pemex, para la entrega de vapor que hoy falló.

También lee:

LC