Vida Pública

Asegura GM cumplir con la normativa sanitaria

Karla Silva

Silao.- En los últimos meses el Complejo Silao de la armadora automotriz General Motors se ha sometido a tres inspecciones por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y una a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social, como revisión a las condiciones en las que los empleados se desempeñan durante la pandemia del coronavirus; la compañía asegura no haber recibido observaciones.

Lo anterior fue dado a conocer tras las denuncias públicas realizadas por el personal operativo, en las que se afirmó que las distintas plantas ubicadas en el municipio se han convertido en un foco de contagio, ante lo que General Motors expuso que en las visitas no se presentaron observaciones respecto al cumplimiento de los protocolos o riesgos a la salud de los trabajadores, y que “todas las revisiones han sido satisfactorias”.

En el comunicado en que se resumen las acciones que la trasnacional ha emprendido para afrontar la enfermedad Covid-19, se menciona que “debido a las condiciones generales derivadas de la pandemia que se viven en el país, tenemos conocimiento de que algunas personas que trabajan en el complejo han dado positivo a Covid-19 tras haber sido expuestos fuera de la planta”, por lo que en seguimiento a los lineamientos establecidos por las autoridades competentes, “se les ha identificado y aislado oportunamente para mitigar cualquier riesgo”. No niega la existencia de casos internos.

Además, General Motors de México asegura tener como prioridad el bienestar y la seguridad de sus colaboradores, por lo que desde mediados de abril de 2020 -fecha de retorno a actividades tras el paro de producción ante la pandemia-, se implementó un estricto protocolo orientado a mitigar el riesgo de contagio y a fortalecer la seguridad de los colabores. El Complejo de Manufactura de Silao reinició operaciones el 21 de mayo tras cumplir con los requerimientos implementados por el IMSS y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre las medidas de prevención está el uso de cubrebocas, de equipo de protección personal, lavado constante de manos, suministro de gel antibacterial, monitoreo de temperatura, distanciamiento físico y flujo de personas controlado. También se ha exhortado a los colaboradores a tener cuidados fuera del complejo.

General Motors participó como prueba piloto ante el IMSS para el regreso seguro a la reactivación económica en el país. El Complejo Silao cuenta con más de siete mil colaboradores, además de proveedores que diariamente visitan las instalaciones.

LC

Otras noticias