Asegura Ebrard que México y EEUU están en buenos términos

Foto: Especial

Asegura canciller mexicano que Trump agradeció los esfuerzos para frenar el flujo migratorio y destacó que una confrontación entre ambos países “está más lejos”

Redacción

Washington.- Estados Unidos y México están satisfechos con los resultados de la estrategia mexicana para frenar el flujo de migrantes que transitan por el país hacia Estados Unidos. Tanto, que según el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, “el riesgo de una confrontación entre México y Estados Unidos está más lejos”.

La delegación mexicana que ayer se reunió en la Casa Blanca con una contraparte estadounidense liderada por el vicepresidente Mike Pence salió satisfecha de una “reunión larga” que “transcurrió en términos amistosos”, muy diferente a la retórica que un día antes salió de la administración de Donald Trump con exigencias y advertencias de un tono “inaceptable” para México que incluyeron el tema del tercer país seguro que, insistió Ebrard, “México no aceptará”.

También conversó con el presidente Trump, en un encuentro de menos de 10 minutos en el Despacho Oval en el que Ebrard dijo que le hizo ver “la importancia que tienen para México las dos cosas, el tema migratorio y el tema de armas”, especialmente este último.

“Fue bastante amable, positivo y agradecido con México”, relató sobre un encuentro que definió como un “saludo, un gesto de [Trump] decir que vemos con buenos ojos lo que están haciendo y vamos a poner atención a lo que a ustedes les preocupa, que es esto de las armas”.

Ebrard y la delegación mexicana presentaron a sus contrapartes unos resultados más que positivos en la reducción de la cifra de migrantes que llegan a la frontera, confirmados en los últimos días tanto por autoridades estadounidenses como mexicanas, y lo que es más importante: destacó que la “tendencia es irreversible” y, según sus estimaciones, la progresión va a ser “permanente”.

“La estrategia mexicana ha dado resultados muy importantes”, dijo Ebrard, al reconocer que las cifras están por encima de los promedios de hace un año.

Los números auguran que México “en este momento está lejos del tema arancelario” igual que “el riesgo de confrontación”. Fue la amenaza de aplicación unilateral de aranceles a las importaciones, en junio, lo que disparó la implementación de una estrategia de contención de migrantes. Ebrard indicó “no estar avergonzado” por ese plan, porque afirmó: “Todo cumple la ley”.

De la reunión no salió nada nuevo en migración, más allá del compromiso de las dos partes de seguir con la misma estrategia para frenar el flujo de migrantes que cruza México con la intención de llegar a EU.

“Nosotros vamos a seguir adelante con la política que se ha diseñado y no estimamos en el corto plazo ninguna otra medida diferente a esas medidas que ya se conocen, que están en el acuerdo desde junio, y vamos a seguir en esa línea”, confirmó el canciller. En Twitter, Pence expresó que el encuentro fue “productivo”, llamó al Congreso a actuar y añadió que falta “más trabajo por hacer para asegurar de una vez por todas” la frontera común.

El Pentágono indicó que mantendrá hasta el 2020 hasta a 5 mil 500 militares desplegados en la frontera, para ayudar a evitar el ingreso de migrantes indocumentados.

Contra las armas

Además de migración, México puso sobre la mesa el tema del tráfico de armas desde ese país, un asunto “vital” para Ebrard. “Queremos congelar el tráfico de armas ilícito que va de Estados Unidos a México”, sentenció.

Por eso, detalló, se ha creado un grupo binacional, que iniciará trabajos la próxima semana y contará con presencia de las agencias de inteligencia estadounidense, que cada mes darán a conocer cuántas armas hay en México que provienen de ese país de forma ilícita y cómo ingresaron a México. Un trabajo que, según el canciller, “nunca se ha hecho”. Pence, en su comunicado, obvió cualquier referencia al tema de las armas.

Comentarios

Comentarios