Jazmín Castro

León.- El arzobispo Alfonso Cortés Contreras señaló que las condiciones de seguridad en el estado son delicadas y graves, pues reconoció que la entidad está viviendo situaciones de violencia como Reynosa, Tamaulipas, donde existen víctimas inocentes.

Durante la toma de protesta del consejo de COPARMEX, el arzobispo compartió meza con el  fiscal general del estado, Carlos Zamarripa Aguirre, donde se les vio charlando; por lo anterior, el prelado, comentó “él está preocupado por la situación y creo que pues todos estamos preocupados por estos hechos tan lamentables donde muere gente inocente y ahora con la pena de criaturas”.

Y es que se le cuestionó si los feligreses le han externado su preocupación por los diversos hechos violentos que se registran todos los días en Guanajuato, “la situación es delicada, es grave, cualquier muerte (…) y ya en estas situaciones y en las circunstancias en que se dan, quiere decir que ya hemos perdido el sentido del ser humano, el sentido de la vida y la dignidad”, expresó.

Dijo que se necesita la participación de  todos para cooperar y establecer el bien social y la justicia, con todos esos vacíos de pobreza y falta de educación.

La violencia en Tamaulipas

El pasado fin de semana fue uno de los más sangrientos para el estado de Tamaulipas luego de que diversos ataques armados en la ciudad de Reynosa dejaran un total de 18 personas asesinadas, algunos incluso en enfrentamientos contra elementos de seguridad.

Por su parte Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, condenó los hechos y señaló que giró instrucciones para esclarecer a la brevedad los hechos y dar con los responsables.

El gobernado le exigió al presidente López Obrador garantizar la seguridad en el estado.

“En mi gobierno no habrá tregua para los violentos. Hago un llamado al Gobierno Federal para que cada orden de gobierno asuma su responsabilidad en el combate a quienes amenazan la seguridad, la salud y la estabilidad de todas las comunidades”, señaló.

AMLO aseguró investigación

Durante su conferencia matutina en Palacio Nacional,  el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como cobardes los hechos violentos ocurridos en Reynosa. Además, informó que solicitó gestiones atraer el caso y esclarecer los ataques y poder dar con los responsables.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que atrajo la carpeta de investigación sobre el enfrentamiento violento, los homicidios y otros delitos ocurridos durante el fin de semana en Tamaulipas.

Por su parte, el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, informó que, tras comunicarse con las secretarias de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, se acordó que la FGR conocerá del multihomicidio en Reynosa.

Precisó que comentó que hay elementos suficientes sobre la probable participación de grupos criminales vinculados a la delincuencia organizada.