Onofre Lujano

Jerécuaro.- El maestro ceramista Javier Servín, nacido en Jerécuaro y avecindado en Tarandacuao donde ha hecho crecer internacionalmente su arte de la cerámica con la obtención de premios en varios ámbitos, con talleres busca regresar algo de lo mucho que le dio su comunidad La Lagunilla en beneficio de sus habitantes.

El artista tiene 40 años de haber incursionado en esta actividad, un diplomado en artes visuales por la UNAM en la carrera de Arquitectura en 1980, y artes plásticas en la Academia Nacional de San Carlos.

Es presidente del Consejo del Instituto Estatal de la cultura, primer lugar internacional en la Feria Internacional de Artesanías en San Juan Puerto Rico 2010, primer lugar en el 12 Concurso por el Pre-mio a la Creatividad Artesanal Categoría Alfarería y Cerámica en Dolores Hidalgo, galardón a la me-jor pieza en el Concurso por el Premio a la Creatividad en Dolores Hidalgo.

Y ha obtenido el galardón presidencial, Premio Nacional de la Cerámica, Tlaquepaque, Jalisco 1986. Además del taller en la comunidad La Purísima, municipio de Tarandacuao, ha ampliado a cinco en Cuautla, Morelos; Querétaro, Ciudad de México y tres en Tarandacuao, apoyados por Javier Servín Morales.

Ahora busca crear nuevas fuentes de empleo con una planta de molienda de minerales no metálicos (caolín, arcilla, barros, talco gris, bentonita), y construye cabañas cerca del taller para brindar hospedajey darle a Tarandacuao un enfoque turístico.

Recientemente fue galardonado por el alcalde de Jerécuaro Luis Alberto Mondragón Vega con la presea ‘José Aguilar y Maya’ al mérito promoción de los derechos y fomento de la cultura.