Foto: Correo

Redacción

Guanajuato.- Tal vez una de las frases que más se repite cada vez que se habla del estudio de los acontecimientos a través del tiempo —la historia— es: “quien no conoce su historia está condenado a repetirla”… sin embargo, Artemio Guzmán escapa de la sentencia para hacer de esta disciplina una forma de entender nuestro entorno y un fluir natural que nos conecta y nos mantiene vivos.

Puede que la razón de estudiar historia y de compartir sus conocimientos en la Universidad de Guanajuato y la Escuela Normal Superior haya influido enormemente en esa visión sobre la disciplina de la que es difusor, pues —según narra— su vocación habría llegado de las vivas voces que sus abuelos y abuelas (de 80 o más de 100 años) compartieran con él y sus cuatro hermanos —también historiadores— cuando eran pequeños.

Así, para el también investigador y columnista, la historia no llegó como para ‘el resto de los mortales’ como un decreto que amenaza con la condena, sino como un hilo conductor —del que también somos parte— que nos enlaza con aquellos que vivieron mucho antes que nosotros y al que tenemos la misión de conectarnos a través de la transmisión de experiencias y acontecimientos nuestros y de lo que nos rodea para lo posterior.

“La historia no es sólo para conocer el pasado, sino también para aprender de él, de la experiencia que se deriva y aplicarlo a nuestro presente, para después planificar el desarrollo futuro”.

Hacia la raíz

Guzmán tiene claro que la historia es necesaria como una forma de aprendizaje vivencial que nos permitirá ser mejores personas y que nos impulsará para hacer cosas increíbles, tranquilizarnos, entendernos y vivirnos.

Ejemplo de esto, menciona, es lo acontecido durante la pandemia, pues en un breve comparativo con las anteriores vividas —como la Gripe Española— los recursos actuales no son tan limitados y permiten poderla llevar de una manera completamente distinta que resulta incluso “hasta más cómoda”.

Artemio Guzmán escribe la columna ‘Consumación 2021: sucesos de la guerra de Independencia en Guanajuato’ que sale los domingos en el Periódico Correo, donde comparte sus investigaciones y aprendizajes de los hechos del estado para encontrar esa raíz común que nos mantiene vivos.

ndr