Redacción

Washington.- Empleados de una planta de Baltimore que fabrica dos vacunas contra el coronavirus, combinaron accidentalmente los ingredientes de las dosis hace semanas, por lo que arruinaron alrededor de 15 millones vacunas de Johnson & Johnson.

El problema, que ocurrió recientemente en una instalación de Baltimore Emergent BioSolutions, fue dado a conocer por el New York Times.

“Este proceso de control de calidad identificó un lote de fármaco que no cumplía con los estándares de calidad en Emergent Biosolutions, un sitio que aún no está autorizado para fabricar fármaco para nuestra vacuna COVID-19. Este lote nunca avanzó a las etapas de llenado y acabado de nuestro proceso de fabricación “, dieron a conocer en un comunicado.

Debido a esta situación, se han detenido los envíos futuros de dosis de Johnson & Johnson en Estados Unidos mientras la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) investiga el caso de manera detenida.

La Casa Blanca dijo la semana pasada que esperaba un aumento de 11 millones de dosis esta semana de Johnson & Johnson, pero hasta ahora no se ha definido si se encuentran entre las dosis afectadas.

EZM