Foto: Yadira Cárdenas

Yadira Cárdenas

Salamanca.- Sin importarles el daño a la salud, nuevamente se registra el robo de material contaminado de la extinta empresa Tekchem, a través de boquetes que fueron hechos en la barda perimetral —y que ya habían sido reparados por las autoridades—. De acuerdo a los ambientalistas, en el sitio permanecen residuos de 70 tipos de plaguicidas organoclorados y 30 organofosforados, altamente tóxicos y de gran riesgo para las personas.

Mientras autoridades de los tres niveles de gobierno definen las acciones a realizar para la remediación del sitio, dentro del Plan Salamanca, algunas personas han aprovechado para terminar de saquear el material que permanece en el lugar y que pueden vender como fierro viejo… a pesar de las recomendaciones que se han hecho para evitar esta práctica, debido al riesgo que representa al tratarse de material altamente tóxico.

El robo de este material inició hace más de un año, cuando familias completas realizaron boquetes en las bardas para entrar y sustraer lo que podían. De la misma manera, burlaban la vigilancia de la puerta para entrar con bicicletas y triciclos, por lo que meses después autoridades municipales repararon la barda para evitar que se continuara con este delito.

No se detienen

Sin embargo, esto no ha detenido a quienes buscan obtener chatarra para su venta, pues nuevamente hicieron boquetes en las bardas aprovechando que en la entrada tampoco hay vigilancia, por lo que tienen la libertad de sustraer el material sin problema. Así se observó la tarde de este martes, cuando hombres y mujeres buscaban fierro entre los escombros contaminados sin importar el riesgo a la salud.

Fotos: Yadira Cárdenas

De acuerdo a los ambientalistas, en el sitio permanecen residuos de 70 tipos de plaguicidas organoclorados y 30 organofosforados altamente tóxicos, por lo que desde el 2019 en que inició este problema, integrantes de Fronteras Comunes A.C, Huamat A.C y pobladores de este municipio presentaron ante la PROFEPA una denuncia ambiental para la atención precautoria e inmediata por riesgos de contaminación con residuos peligrosos en el sitio donde antes operaba esta empresa.

Autoridades de salud también han manifestado que los pasivos ambientales que aún existen en el sitio, generan potencialmente daños a la salud a largo plazo, por lo que esta actividad debe prohibirse.

ndr