Redacción

Perú.- La policía de Huarmey, , intervino la fiesta de cumpleaños de Nicolle Medina Sánchez, de 22 años de edad, en la que participaban amigos y familiares el pasado jueves 14 de enero.

Las autoridades interrumpieron la reunión porque en la ciudad había toque de queda por la emergencia sanitaria generada por la pandemia.

Los oficiales que llegaron a la casa de la joven, de acuerdo a un diario peruano, encontraron bebidas alcohólicas y se percataron de que los asistentes no guardaban distanciamiento social e incumplían con el uso correcto del cubrebocas.

Los oficiales llevaron a la comisaría a Nicolle y la hicieron posar junto a su pastel de cumpleaños, y publicaron la foto en redes sociales y le pusieron una multa por incumplir las normas.

Tras viralizarse, Nicolle Medina Sánchez, junto a su madre, anunció que denunciará por daños psicológicos a los policías que la detuvieron cuando celebraba su cumpleaños.

“Uno de los policías dijo: ‘Lleven la torta para tomarle la foto’. Me decía: ‘Pero sonríe, bájate la mascarilla’. Le dije que el protocolo no es que me baje la mascarilla, pero me respondió: ‘Yo quiero que te la bajes’”, expresó la joven.

Con información de Pulzo

Te podría interesar:

SZ