Jazmín Castro

León.- Mientras miles de estudiantes enfrentan dificultades para sacar adelante el ciclo escolar tomando clases a distancia, el virus SARS-CoV-2 plantea un nuevo desafío tras haber cobrado la vida de 149 trabajadores de la educación en Guanajuato.

Así lo informó la secretaria general de la Sección 13 del Sindicato de Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Adriana Sánchez Lira Flores, quien lamentó la muerte de sus compañeros, aunque reconoció que la educación no puede detenerse y se deben mantener las clases de manera virtual.

Salen a cuidar escuelas

La lideresa magisterial expuso que el personal educativo y administrativo no puede estar haciendo la función de acudir a las escuelas para cuidarlas ante la ola de robos que se han registrado, ya que se vuelve un riesgo para su seguridad y salud.

“Hoy vemos a cada rato estamos poniendo esquelas lamentando el fallecimiento de algún compañero, que fue a alguna escuela, que hizo guardias y que regresó contagiado y que incluso contagió a sus familiares”, explicó.

Dijo que existe mucha incidencia de contagios en directores de escuelas, personal de intendencia y administrativo.

“Esto se refleja porque se les ha llamado a las escuelas a hacer esta función que no les corresponde, he insistido mucho ante el SEG que estamos viviendo una situación compleja y les hemos dicho que el personal no puede estar cuidando las escuelas”, reiteró.

Exhortó a que los profesores que tienen enfermedades crónico-degenerativas, a seguir en su hogar y trabajar desde ahí, debido a la vulnerable que es su salud y el incremento de riesgo si se contagian.

Y preocupa ausentismo

Hace una semana, la titular de la secretaria de Educación en Guanajuato, Yoloxóchitl Bustamante Díez, confirmó que de marzo de 2020 al 10 de enero 2021 se reportó el deceso de 149 trabajadores del sector educativo en Guanajuato, de los cuales 101 eran docentes, 17 directivos y 31 era personal de apoyo y asistencia a la educación.

Añadió que a una semana del regreso a clases virtuales, aproximadamente unos 6 mil 600 alumnos de educación pública los que no han regresado a esta modalidad de clases, mientras que de escuelas privadas son casi 13 mil estudiantes ausentes.

“En (educación) básica estamos ya con identificados alrededor de 2 mil y fracción de estudiantes que estaban al finalizar el semestre pasado, pero que no han reiniciado. En media superior, en escuelas públicas tenemos identificados alrededor de

4 mil 600; en donde sí tenemos identificado una ausencia importante de casi 13 mil estudiantes es en las escuelas privadas”, abundó.

También lee:

LC