Redacción

León.- La Arquidiócesis de León anunció la creación de una Comisión para la tutela de menores y adultos vulnerables de abusos sexuales por clérigos u otros agentes de pastoral. Según se indicó en un comunicado, esta tendrá el objetivo de ofrecer propuestas e iniciativas orientadas a mejorar las normas y los procedimientos en estos casos.

En la misiva firmada por el Arzobispo Alfonso Cortés, se expuso que se trata de una medida en concordancia con lo dispuesto por el Papa Francisco, que instituyó esta comisión con efecto en las diferentes diócesis de México.

“Deseo confirmar mi compromiso en implementar en esta Arquidiócesis de León las líneas a seguir para aplicar la justicia y procurar el orden debido, desde la misma formación sacerdotal hasta la respuesta adecuada y legal en cada caso por el bien integral de las víctimas”, indicó el prelado en su comunicado.

Subrayó que la Conferencia del Episcopado Mexicano ha creado las líneas de acción para todas las Diócesis de México y ha solicitado la creación de una comisión diocesana que se encargue de asumir la tarea.

La Arquidiócesis de León indicó que las funciones principales de la nueva comisión serán promover la prevención de los delitos sexuales; atender, defender, proteger y acompañar a los menores y adultos vulnerables que hubieran sido víctimas de abuso sexual por parte de algún clérigo o de otro agente de pastoral.

Expusieron que el apoyo será espiritual, psicológico y legal a las víctimas.

“En cada caso actuará con equidad y bajo la necesaria legalidad canónica y civil, sea en el trato a las víctimas como en lo tocante a los reos. En consecuencia, procurará la vinculación y el respeto a las disposiciones de la autoridad civil en esta materia”.

Agregaron que los miembros de esta nueva comisión “harán compromiso de fidelidad a la Iglesia y a las leyes civiles”, por lo que su nombramiento o remoción competerá solo al Obispo Diocesano así como sus estatutos.

Por lo pronto la comisión de tutela la conformarán:

  • Pbro. Carlos Muñoz Hernández, Lic. en Derecho Canónico y Vicario Judicial
  • Pbro. Arturo Pérez Márquez, Lic. en Psicología
  • Pbro. Marcos Cortés Muniz, Lic. en Comunicación Social e Institucional Lic. Roberto Blancarte Medel, Lic. en Derecho y Maestría en Derecho Constitucional y Amparo.
  • Mtra. Gema Baldera Lucio, Mtra. Normalista, Lic. en Psicología Educativa y Maestría en Administración Educativa.

El ‘mea culpa’ histórico

Apenas el pasado 23 de marzo, la congregación religiosa de los Legionarios de Cristo publicó datos de 27 sacerdotes que abusaron sexualmente de 170 menores, como parte de su proceso de renovación iniciado a raíz del escándalo de su fundador Marcial Maciel.

Divulgó el informe anual 2020 titulado “Verdad, justicia y sanación”, que recoge los pasos dados en la atención a las víctimas y el desarrollo de ambientes seguros en la congregación.

El documento aporta datos de 27 sacerdotes que abusaron en el pasado de alrededor de 170 menores, al menos los que se tiene conocimiento, en su gran mayoría varones de entre 11 y 16 años de edad.

Los curas que cometieron abusos representan un dos por ciento de los mil 380 legionarios de Cristo ordenados sacerdotes a lo largo de toda la historia de la Congregación, fundada en 1941. Los casos expuestos se dieron en Brasil, Chile, Colombia, Venezuela, España, Estados Unidos y México, entre otros países.

Ver nota: Reconocen ‘Legionarios de Cristo’ que 170 niños fueron abusados sexualmente por 27 curas

En León, cabe recordar el caso de de Jorge Raúl Villegas, quien fue acusado, procesado y sentenciado por los delitos de violación calificada, abuso sexual, corrupción de menores y hostigamiento sexual, por los que fue condenado a 90 años y siete meses de cárcel.

Las víctimas eran dos alumnas de 14 años de un colegio de Irapuato, en el que laboró luego de ser portavoz de la Arquidiócesis de León. También era confesor y ofrecía orientación psicológica en la escuela de las víctimas.

El proceso contra Villegas se remonta a 2016, cuando las madres de las víctimas presentaron la denuncia. En febrero de 2017 fue detenido y encarcelado en una cárcel de Irapuato. El fallo se produjo el 2 de abril de 2018.

La condena efectiva fue de 60 años de prisión, la pena máxima que establece el código penal de Guanajuato.