Redacción

Ciudad de México.- Alicia Keys estaba por estrenar en 2016 su sexto álbum de estudio, ‘Here’, cuando días previo al lanzamiento salió del gimnasio -sin maquillaje y con ropa deportiva- rumbo al estudio fotográfico en el que se haría la sesión de fotos que acompañarían al material musical. Fue entonces que su fotógrafa le dijo que debían hacer los retratos así, sin arreglarse, pues quería captar la rudeza y crudeza.

Keys, quien durante su niñez se desarrolló en un ambiente complicado en Hell’s Kitchen y más tarde en Harlem, además de destacar por su talento como compositora, cantante y pianista,  también lo hacía por su belleza, razón por la que al sugerirle que no usara maquillaje fue un shock para ella. Aceptó y en ese momento una nueva Alicia nació.

“Yo me quedé en shock (cuando me lo propuso). Instantáneamente, me sentí nerviosa y un poco incómoda. Iba completamente a cara lavada. ¡Llevaba puesta la sudadera! Aquel era mi look de ‘tengo que darme prisa en llegar a la sesión para que me arreglen’. Así que le pregunté: ‘¿Ahora? ¿Quieres decir así?’ ¡Yo quería ser una mujer real, pero puede que aquello fuera demasiado real!”, detalló la cantante hace cinco años después a Vanity Fair.

Días más tarde, cuando las fotos salieron acompañadas de su disco, Keys escribió una carta en el sitio Lenny, creado por la actriz y productora Lena Dunham, en donde exponía que no usar maquillaje la liberó de una manera en la que nunca creyó pudiera suceder.

Tras esta etapa, que la estrella describió como de “aceptación y amor propio”, se unió al movimiento #NoMakeUp y reveló que no volvería a usar maquillaje, ya que consideraba que durante años lo había usado como herramienta de aceptación.

Más libre y bella

La decisión de Alicia abrió la conversación acerca del uso de maquillaje, el abuso de filtros en fotografías y la lápida que dice la sociedad impone sobre las mujeres para siempre lucir bien y perfectas. Para ella hacer eso significó un momento en el que comenzó a sentirse más fuerte, más empoderada, más libre y bella de lo que nunca se había sentido.

“Me sentí poderosa porque mis primeras intenciones por fin pudieron realizarse. Mi deseo de escucharme a mí misma, aquellas intenciones para derrumbar las paredes que yo había construido durante todos estos años, tuvieron al fin un verdadero propósito en mi vida. El universo había escuchado esas cosas que me había propuesto a mí misma; o tal vez al final de cuentas, estaba escuchando yo al universo. Bueno pero al final de cuentas, así fue como #NoMakeUp comenzó”.

Al movimiento le dio un mayor impulso e inspiró a otras celebridades a unirse al movimiento y poco a poco distintas personalidades. Eva Longoria, Sofía Vergara, Emily Ratajkowski, Cardi B, Zendaya y hasta Kim Kardashian se han unido a una cada vez más larga lista de mujeres que han decidido que el maquillaje no las defina, aunque sólo Keys ha llevado al pie de la letra en no usar maquillaje.

La cantante llega a las cuatro décadas de vida en medio de la promoción de su séptimo álbum de estudio titulado simplemente ‘Alicia’, porque, como lo reveló hace unos meses, ella continúa en esa búsqueda de ser lo más natural posible física y artísticamente.

ndr