Yadira Cárdenas

Salamanca.- Por mayoría de votos el ayuntamiento aprobó el paquete fiscal para el ejercicio municipal 2021, donde se recortó un millón de pesos al área de Comunicación Social para destinarlo a la academia de policía, además se dará prioridad al inicio del proyecto de la subestación de emergencias de la zona sur, por otro lado los ediles acordaron iniciar mesas de trabajo para buscar la prohibición del uso y venta de pirotecnia ante los problemas de medio ambiente y el riesgo que representa la manipulación de estos artefactos.

Dentro de la última sesión de ayuntamiento ordinaria de este año, se discutió el paquete fiscal municipal para el 2021,  y como parte de las propuestas la regidora Emilia Alejandra Verástegui de la Garma planteó recortar un millón de pesos de los seis que estaban otorgados  al área de Comunicación Social,  para destinarlos a la formación de los cadetes de la Dirección de Seguridad Pública que solamente contaba con 500 mil pesos, lo que fue avalado por la alcaldesa Beatriz Hernández Cruz.

Así que finalmente se probó otorgar un millón 500 mil pesos a la academia de policía y Comunicación Social quedó con 5 millones de pesos, uno más que este 2019 en el que se ejercieron 4 millones de pesos.

Por otro lado el regidor Víctor Hugo Rueda Olmos, señaló que dentro del recurso destinado  al área de proyectos, se podría dar prioridad al proyecto de la subestación de emergencias de la zona sur, el cual se ha planteado desde hace varios años y es necesario para acortar tiempos y brindar una pronta atención a las corporaciones de Cruz Roja, Bomberos y Protección Civil.

La alcaldesa Beatriz Hernández Cruz, avaló también esta propuesta e informó que se iniciarán con  pláticas con las corporaciones de emergencia involucradas para la búsqueda de recursos y avanzar lo más que se pueda el próximo año.

Por otro lado, el regidor Oscar Ignacio González Alcaráz, puso sobre la mesa el tema del uso de pirotecnia que ha ido en aumento en los últimos días y que ha afectado la calidad del aire, por lo que se deben difundir el no hacer uso de estos productos y evitar la quema de los tradicionales “viejitos”.

La alcaldesa Beatriz Hernández Cruz y los ediles coincidieron en que el problema va más allá, al ser Salamanca uno de los municipios con altos índices de contaminación, sin embargo no cuentan con las facultades para prohibir la venta en los tianguis con los permisos otorgados por la SEDENA.

Por ello se buscarán alternativas para  prohibir el uso y venta de pirotecnia en el municipio, y se iniciarán con mesas de trabajo de las comisiones de medio ambiente y seguridad del ayuntamiento para avanzar en el tema, el cual también representa un riesgo para las personas.

LC