Cuca Domínguez

Salamanca.- La pandemia ha incrementado el número de personas en situación de calle, de acuerdo a monseñor Gerardo Velázquez Solís, en la actualidad se llega a atender a 33 personas que están en la indigencia y requieren de apoyo debido a que no tienen acceso a lo más mínimo.

Destacó que en el caso del Santuario del Señor del Hospital, con un equipo de laicos de la pastoral social asistencial ha hecho un esfuerzo para abrir el apoyo a los indigentes del centro histórico y otras familias a través del que se ayudó con diez mil 400 comidas completas calientes.

De manera reiterada se ha atendido a los indigentes del Centro Histórico, “los vemos en los lugares que pernoctan o descansan y ahí se les lleva alimento dos veces por semana, aunque es poco volveremos a abrir el comedor para atender a los indigentes”, afirmó el clérigo.

Entregan despensas

El sacerdote destacó que además ante la pandemia de la covid-19, se han ido acercando otras personas con la necesidad del alimento, así como a través de Cáritas diocesana seguramente se volverán a ofrecer algunas despensas a las familias que están en esta condición que ha afectado o dañado a muchas familias.

EZM