Staff Correo

Estado.- Aunque la localización de restos humanos en fosas clandestinas ha sido una constante en el estado desde octubre de 2020, la aplicación de pruebas de genética en los laboratorios de la Fiscalía General del Estado (FGE), en lugar de aumentar, ha venido a la baja pese a que son indispensables para la identificación de cuerpos.

Así lo arrojan reportes estadísticos de la propia FGE, que en el primer trimestre de 2021 acumulaban 5 mil 168 muestras de perfiles genéticos analizadas, la mitad en comparación con los 10 mil 474 estudios practicados en el mismo periodo del año anterior, cuando no se sabía aún de la existencia de tantas fosas clandestinas en Guanajuato.

Antes del 28 de octubre de 2020, Guanajuato no figuraba en el panorama nacional de fosas clandestinas, pero fue el hallazgo de 79 cuerpos en el predio conocido como Rancho Nuevo, en Salvatierra, lo que activó la búsqueda en otras zonas del estado y propició la localización de restos humanos en otros municipios, como Acámbaro, Cortázar, Celaya y Juventino Rosas.

La mayoría de los cuerpos están sin identificar.

Más cuerpos, pero reducen estudios…

De acuerdo con la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, suman más de 260 cadáveres hallados en fosas clandestinas de octubre a la fecha en Guanajuato. 

Pese a que ha aumentado la necesidad de identificar restos humanos, las pruebas de genética reportadas por la autoridad con atribuciones en materia forense, han disminuido a partir de entonces.

Por ejemplo, en el último trimestre de 2020, la FGE procesó 7 mil 631 estudios de genética, que equivalen a 85 pruebas al día. Al siguiente trimestre –enero-marzo de 2021–, el promedio cayó a 57 pruebas diarias, a pesar de que en ese periodo exhumaron cuerpos de fosas en Celaya y Juventino Rosas.

Guanajuato está entre los cuatro estados del país con mayor número de fosas clandestinas junto con Colima, Veracruz y Sinaloa, revela el reporte sobre la Búsqueda e Identificación de Personas Desaparecidas, correspondiente al primer semestre de 2021, elaborado por la Secretaría de Gobernación.

Salvatierra y Acámbaro se ubican entre los diez municipios que concentran el mayor número de cuerpos exhumados en fosas clandestinas en el periodo de diciembre de 2018 – junio de 2021, según registros de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación.

También lee: Ajusta Diego Sinhue plan de gobierno; priorizan búsqueda de desaparecidos

Van por Centro de Identificación Forense

La Comisión Estatal de Búsqueda (CEB) buscará obtener recursos para constituir de un nuevo Centro de Identificación Forense, especializado en desapariciones y fosas clandestinas, adelantó hace una semana la secretaria de Gobierno, Libia Denisse García Muñoz Ledo.

Aseguró que existe una amplia posibilidad de que así suceda, ya que Guanajuato es el único estado que ha recibido financiamiento de la CNB ya que ha cumplido con todos los lineamientos y parámetros.

Explicó que en el encuentro que sostuvo con la comisionada Nacional de Búsqueda, Karla Quintana, le informó que en unas semanas publicarán la convocatoria y las reglas de operación.

Suben datos biométricos

El 24 de abril, la FGE activó una base de datos genéticos a través de su página web, para ayudar a que las familias de personas desaparecidas tengan la posibilidad de localizar a las personas que están buscando.

La plataforma digital tiene la base de datos biométricos, y permitirá a la ciudadanía ingresar fotos, huellas dactilares y perfiles genéticos, con el propósito de activar de manera inmediata una búsqueda y cotejar con las bases de datos de la FGE, a fin de verificar si existe coincidencia que permita su identificación.

¿Qué casos requieren estudios de genética? 

El Laboratorio de Genética Forense interviene en casos de investigación biológica de paternidad, estudios de vestigios biológicos de interés criminal –como manchas de sangre, esperma, cabellos—, y la identificación de cadáveres que por su estado de descomposición, no es posible su identificación sino solo mediante la confrontación de los perfiles genéticos con sus familiares.

Presumen laboratorios de vanguardia

El 1 de octubre de 2020, un mes antes de que localizaran las fosas clandestinas en Salvatierra, la FGE estrenó su Edificio de Servicios de Investigación Científica que cuenta con laboratorios forenses de química, genética, balística, lofoscopía, e informática forense.

A la inauguración vino el embajador de EE. UU. en México, Christopher Landau, quien destacó que las instalaciones están a la altura de los mejores del mundo y que su país apoyó con equipo para los laboratorios.

“El gobierno de EE. UU. no ha dejado de apoyar a Guanajuato y prueba de ello son los once laboratorios de diferentes disciplinas forenses que se encuentran acreditados internacionalmente, gracias al trabajo conjunto de la Iniciativa Mérida y las autoridades mexicanas. Guanajuato es un estado es donde se percibe claramente la integración que existe entre ambos países”, apuntó.

El edificio está certificado internacionalmente ante la entidad de acreditación de los EEUU, bajo las normas ISO/IEC 17025 e ISO/IEC 17020.

LC