Agencias

Londres.- Los líderes del G7 se comprometerán a suministrar mil millones de dosis contra el Covid-19 a países pobres, anunció el gobierno británico en la víspera de una cumbre de las grandes potencias.

Los líderes mundiales, que se reúnen de hoy al domingo en el suroeste de Inglaterra, “deben anunciar que proporcionarán al menos mil millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, compartiéndolas y financiándolas”, afirmó el Reino Unido, que tiene la presidencia rotatoria del grupo. También deben “establecer un plan para ampliar la producción de vacunas para cumplir este objetivo”, agregó.

El presidente estadounidense Joe Biden exhortó a sus aliados a que se unan para acelerar el fin de la pandemia y reforzar la posición estratégica de las democracias más ricas del orbe. “Vamos a ayudar a encabezar al mundo para que salga de esta pandemia trabajando con nuestros socios globales”, declaró Biden, y señaló que hoy las naciones del G7 se sumarían a Estados Unidos en el esbozo de sus compromisos de donación de vacunas. Además de Estados Unidos y Gran Bretaña, el G7 incluye a Alemania, Canadá, Francia, Italia y Japón.

Londres donará 100 millones de dosis sobrantes de varios laboratorios por el avance de su programa de vacunación, que ha administrado casi 70 millones de inyecciones.

Se suministrarán cinco millones de dosis antes de septiembre y el resto hasta 2022, principalmente mediante el programa Covax.

EE. UU. se comprometió a proporcionar 500 millones de vacunas de Pfizer/BioNTech, que incluyen 200 millones este año, y el presidente francés Emmanuel Macron pidió a las empresas farmacéuticas que donen a países desfavorecidos el 10% de las dosis vendidas.

En todo el mundo han muerto ya más de 3.76 millones de personas por Covid-19, según cifras oficiales.

Y mientras, en América Latina, que acumula 1.19 millones de muertes y 34.3 millones casos, la situación sigue complicada, en otras latitudes el avance de la vacunación permite suavizar medidas.

Con casi 480 mil muertos Brasil es el segundo del mundo más castigado, sólo superado por EE. UU. que tiene más de 598 mil fallecidos.

Aun así, el Supremo Tribunal de Brasil (STF) dio luz verde ayer a la realización de la Copa América, tras pedidos de su suspensión.

EZM