Cuca Domínguez

Salamanca.- Oscar Macías Jasso, vicepresidente del CMIC, admitió que el sector constructor cerrará este 2020 como su peor año, pese a que se registró un ligero incremento, pero no suficiente para revertir las cifras adversas que registran los constructores.

“El sector construcción sigue con números negativos, seguimos preocupados porque necesitamos tener una reactivación que no se ha podido lograr por haber regresado al semáforo naranja. Salamanca ha estado en crisis por la falta de recursos, no hay dinero para obras de infraestructura, principal fuente de generación de empleos. Quisiéramos cerrar el año con una situación no tan crítica, tenemos esperanza de que en este mes de diciembre, salgan algunas obras, recursos para obras y poder cerrar el año dignamente, por de lo contrario los números del cierre de este sector, seguirán siendo adversos”, precisó.

Macías Jasso dijo que esperan estar cerrando el año a una capacidad de un 70% y recuperar empleos formales, “a finales de octubre andábamos a un 90, 95%, pero al cierre de noviembre cayó a menos del 85, esperamos tener un crecimiento o despunte en estas dos semanas de diciembre; si no lo hacemos cerraremos el año con números adversos a lo esperado al inicio del año”, comentó.

Aparte de la falta de trabajo, el líder del sector construcción destacó que el tema de la inseguridad les sigue afectando, “nos roban maquinaria ligera, herramienta menor e incluso insumos de construcción (…)”, concluyó.

AC