Antony Blinken pide a naciones centroamericanas atender la pobreza

Agencias

San José.- El principal diplomático de Estados Unidos, Antony Blinken, intenta convencer a las naciones centroamericanas de que combatan la corrupción y la pobreza que han contribuido a impulsar una ola de migrantes hacia la frontera sur de EE. UU, situación que ha supuesto un desafío tempranero para el gobierno del presidente Joe Biden.

En su primera visita a Centroamérica desde que asumió el cargo de secretario de Estado, Blinken se reunió con cancilleres y líderes de la región y de México. En su gira de dos días que concluyó ayer, Blinken evitó criticar a algún gobierno en particular, y mejor se enfocó en los planes del gobierno de Biden para distribuir vacunas contra el Covid-19 y otras ayudas, como un plan de asistencia por 4 mil millones de dólares.

“Creemos que esa es la mejor manera de garantizar una mayor estabilidad y mejorar la vida de las personas en toda la región, lo cual también beneficia en última instancia a Estados Unidos”, declaró Blinken en conferencia de prensa conjunta con el mandatario costarricense Carlos Alvarado.

Dicho enfoque contrasta con el del gobierno del presidente Donald Trump, quien ante el aumento en la inmigración reaccionó expulsando a los solicitantes de asilo hacia México o Centroamérica e intensificando las tareas de construcción de un muro a lo largo de la frontera con México, entre otras medidas.

Después de que disminuyeran al inicio de la pandemia, las detenciones en la frontera comenzaron a aumentar durante el gobierno de Trump y se dispararon durante los primeros meses del gobierno de Biden. La Patrulla Fronteriza tuvo más de 170 mil encuentros con migrantes, incluidas 50 mil personas que viajaban en familias, la cifra más alta desde marzo de 2001.

EE. UU. espera que autoridades mexicanas y centroamericanas puedan hacer más contra el tráfico de migrantes, en especial de niños.

El miércoles, Blinken se reunió en privado con su homólogo mexicano Marcelo Ebrard, y visitó una organización no gubernamental que brinda actividades recreativas y educativas a niños y familias, y ayuda a alejar a los adolescentes de la delincuencia. Es el tipo de organización que recibirá parte de los 4 mil millones de dólares del plan de asistencia que el gobierno de Biden no desea entregar directamente a entes gubernamentales en la región.

Blinken dejó entrever que esas organizaciones pueden tener un papel en persuadir a la gente a que no emigre. “La gente no debe emprender la peligrosa travesía hasta nuestra frontera, pero sabemos que no basta decir ‘no vengan’”, apuntó. “Debemos trabajar en conjunto para que la gente de toda Centroamérica se quede en sus casas y comunidades sin temor”.

EZM