Gilberto Navarro

Guanajuato.-Las autoridades se han visto superadas por la aglomeración de personas en los sitios turísticos de la capital, por lo que buscarán nuevas estrategias para restringir la entrada a la capital y poner filtros en el centro de la capital.

Este último fin de semana de festejos del Día del Amor y la Amistad fue evidente la aglomeración en el primer cuadro de la ciudad y en zonas turísticas, lo que causó que incluso se tuviera que restringir la entrada al Callejón del Beso y se desalojó la zona centro de la ciudad por parte de policías del escuadrón Anticovid.

Al respecto, el secretario del Ayuntamiento, Héctor Corona León, señaló que el Gobierno municipal ha hecho “importantes esfuerzos para reducir la movilidad en los espacios públicos y evitar contagios de covid”, tales como la creación del agrupamiento interdisciplinario que verifica el cumplimiento de las medidas de seguridad, sin embargo, esto no ha sido suficiente.

De igual manera, y ante la cercanía de fechas como la Semana Santa, señaló que aunque lo más probable es que las festividades religiosas sigan suspendidas, seguirá llegando turismo, por lo que buscarán estrategias para frenar la movilidad de personas y con esto la dispersión del virus.

Modelo de SMA

Una de las medidas podría ser que solo se permita el acceso a la ciudad a personas con reservación el algún hotel o restaurante, como ya se realiza en San Miguel de Allende, la cual desde hace meses se analiza.

“El presidente Alejandro Navarro está buscando un equilibrio entre la salud y también el tema económico de los habitantes. No tenemos estudiantes de la UG desde hace casi un año, el turismo ha estado bajando y los administradores públicos no están acudiendo a sus oficinas, esto está provocando una crisis económica, (pero) es probable que se tomen medidas más estrictas (…) La Policía y Protección Civil han hecho un trabajo extraordinario, no se dan abasto a todas las contingencias que hay”, comentó.

Explicó que entre estas estrategias también figura colocar filtros para reducir el número de personas que puedan ingresar al monumento a El Pípila, el Callejón del Beso y el Centro Histórico, así como ser más estrictos con las estudiantinas.

“No queremos restringir el acceso porque la situación económica ha sido lamentable, pero sí se ha visto la posibilidad de que no sólo se hagan estos filtros a la entrada a la ciudad para que tengan un código QR que permita entrar a restaurantes y hoteles, sino (también) que en el casco histórico se tenga una afluencia determinada de personas. Es probable que los siguientes fines de semana se haga este operativo”.

Vaticinan alza de contagios

Por su parte, Minette Rodríguez, directora de Salud, señaló que esta llegada masiva de turistas, podría romper con el descenso de contagios de Covid-19 que se había logrado en las últimas semanas y podría significar que la curva de la pandemia en la capital vuelva a ir al alza.

“Esperemos que no tenga consecuencias, pero es lo previsto. Habíamos tenido una leve reducción de los casos en la semana anterior, sin embargo, esta semana mediremos lo que sucedió con el puente del 2 de febrero y, en 15 días, el resultado de la movilidad del 14 de febrero”.

Afirmó que esta tendencia a la baja en la dispersión del virus ha podido desahogar un poco la capacidad de los hospitales, sin embargo, sigue habiendo enfermos graves y los fallecimientos no cesan.

“Hace dos semanas fue el pico máximo con más de 300. En las últimas semanas se mantuvieron 160 casos nuevos por semana; esperamos que se pudieran abatir un poco más. Se va desahogando la capacidad hospitalaria, vemos menos afluencia de pacientes, pero sigue habiendo muchos decesos”.

ndr