Redacción

Guanajuato.- La oferta pública inicial de venta de acciones [IPO en sus siglas en inglés u OPV en castellano] de ANT Group –una suerte de Fintech multiplataforma con sede en la ciudad de Hangzhou en China continental- siendo una de las empresas microfinancieras digitales mejores posicionadas del planeta no fue recibida del todo bien, y es que han dado batalla los reguladores del coloso asiático. 

Durante el tercer trimestre del golpeado año del 2020 se dio la pugna de ANT Group por ingresar a cotizar en bolsa o a invertir en acciones de la conocida plataforma en línea de China, sin embargo no hubo mayor éxito desde los operadores y autoridades del mercado de capitales de China.

Medios y agencias coincidieron que los obstáculos registraron “nombre propio”: Jack Ma, el fundador de la plataforma de microfinanciamiento y de pagos y gestor de AliBaba, a la sazón, propietario de la Fintech.

“La idea fue cerrarle el grifo a Jack Ma”, dijeron en su momento economistas, bancos, fondos y firmas gestoras de activos en el planeta.

Entre el mes de octubre y noviembre del 2020 la OPV estaba en marcha y su puesta en acción iba a levantar una horquilla de entre US$ 35 mil millones a US$ 36,9 mil millones, “la OPV más grande del mundo” dijeron operadores del trading de renta variable o mercado de acciones desde las plazas bursátiles de Hong Kong y –evidentemente- desde Shanghai.

De pronto, para inicios de noviembre se supo que no hubo humo blanco: la OPV quedaba a fojas cero tras intensas “negociaciones entre los abogados y estrategas de Ma y las autoridades del mercado de valores de China”, dijeron testigos cercanos a las conversaciones.

Regulaciones

Pese a que ANT Group –como muchas compañías y empresas de China- anotan en sus juntas de accionistas o de directores a miembros del Partido Comunista, las autoridades del coloso asiático no son “muy tolerantes cuando hay empresas que concentran mercados y ejercen de prestamistas pese a que están reguladas”, señalan medios y agencias independientes.

“Simplemente y en el mercado de bancos o de colocaciones o créditos, las autoridades de China no son muy flexibles”, señala un operador y consultor del Perú que asesora empresas de América Latina que deseen ingresar en el país asiático para diseñar modelos de negocio.

“El problema surge y se pone peor cuando se trata de plataformas digitales de pagos”, dijo.

Los altos ejecutivos de ANT Group –con Jack Ma a la cabeza, y por cierto: miembro del Partido Comunista- indicaron que las trabas y regulaciones fueron tan severas que se decidió por cambiar el modelo de negociación, y de inmediato desde el mercado STAR de Shanghai se desinfló la OPV y lo mismo desde Hong Kong.

“La normativa de los préstamos en línea afecta el negocio”, fue lo que en ese momento dijeron a medios y agencias los principales gestores de ANT Group.

ANT Group: un poco de historia

Hace poco menos de veinte años, se dio inicio al diseño de la plataforma de pagos más añeja –o una de las más añejas del planeta- lo que significó la disrupción de una nueva e innovadora forma de ver el mercado de intermediación financiera global; quien dirigía esta innovadora de realizar pagos en línea era un espigado hombre de negocios de 1,81 metros pero muy delgado: Jack Ma o Ma Yun nacido en Hangzhou, la actual casa matriz de Ant Group.

El aplicativo de pagos de arranque –Alipay- fue configurándose y posicionándose con alrededor de mil millones de usuarios [más de cuatro quintos de ellos activos] hasta aterrizar en Ant Financial, una empresa diseñada por Ma para proveer no sólo pagos sino para ejercer las microfinanzas adecuándose a modelos de América Latina, Centro y Sudamérica, Estados Unidos, Canadá y la India.

Ant Financial fue –después- nombrada como ANT Group, que tras operar como una exitosa Fintech inició rápidamente alianzas con la plataforma estrella y engreída de Jack Ma –AliBaba- que no obstante operaba en el segmento microfinanciero con colocaciones de microcréditos, financiamiento de maquinaria y equipo de baja gama, motocicletas, gestión de activos a nivel fondos mutuales y hasta seguros se separó de AliBaba.

De momento, se espera que ANT Group –de cara al 2021, 2022 y 2023- porfíe en la configuración de su OPV y ello en función a la nueva normativa de las autoridades de China.

El dato. De momento, la acción de AliBabasegún el trading de renta variable o mercado de acciones– ata de US$ 264,44 por papel o un cambio de -2,36% interdía.