Agencias

Ciudad de México.- Tras conseguir la marca para competir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la siguiente meta de Andrea Ramírez Limón es ser la mejor maratonista mexicana en una justa veraniega.

“Mi entrenador Jonathan Morales y yo hemos planeado ese objetivo, sé que es ambicioso pero no imposible”, compartió la fondista.

Ramírez Limón, de 28 años de edad, cronometró un tiempo de 2:26:34 en el Marathon Project de Chandler, Arizona, con lo que cumplió con el registro requerido por World Athletics para asistir a la justa veraniega.

“Apenas estoy asimilando lo que conseguí, estoy orgullosa porque se refleja todo el trabajo que realizamos en los entrenamientos, aún en tiempos de pandemia; me siento extasiada por alcanzar el mayor sueño de mi vida”.

Andrea, que es licenciada en Negocios Internacionales, lleva poco más de ocho años dedicada al atletismo, tiempo en el que ha conseguido importantes logros como el quinto lugar por equipos en el Mundial de Medio Maratón en Polonia.

“En esa competencia fui la abanderada, el orgullo de portar el verde, blanco y rojo es indescriptible y creo que algo parecido sucederá en Tokio. Cuento los días para competir en Japón”, agregó la fondista.

ndr