Roberto Lira

Celaya.- La Dirección de Movilidad y Transporte Público analiza detener el servicio de transporte público los fines de semana ante la negativa que aún existe en algunos usuarios por usar el cubrebocas, que ha derivado en agresiones a inspectores de la dependencia. 

El director de Movilidad y Transporte Público, José Trinidad Martínez Soto, comentó que este lunes un inspector que se encontraba verificando la ruta de Villas de Elguera fue agredido por los usuarios al pedir que bajaran dos personas que no portaban cubrebocas, esta acción derivó en considerar la suspensión del servicio los fines de semana. 

“Si en lugar de cooperar el usuario está obstruyendo la medida tendremos que acudir a una más extrema y la que sigue es la suspensión del transporte… sí se está analizando después de este incidente que en lugar de colaborar el usuario está poniendo resistencia”, comentó. 

Señaló que, aunque no hubo golpes contra el inspector este ha sido el caso de más grave de agresión contra los inspectores, pues además de las personas que no portaban cubrebocas la mayoría de pasajeros arremetió contra el empleado municipal intentando quitarle teléfono con el que graba la evidencia de su trabajo. 

El funcionario comentó que durante esta semana se analizará el comportamiento de los usuarios y con base en los resultados se tomará la decisión de parar el transporte público el fin de semana. 

Martínez Soto señaló que el uso de cubrebocas en el transporte público sigue siendo bueno, sin embargo, se buscará reforzar la campaña de promoción de este artículo y a partir de este martes se pegarán alrededor de 330 calcomanías en las unidades de transporte público que están en circulación.

Te podría interesar:

SZ