Redacción

Santiago Maravatío.- Ma. Virginia López Montero, desde hace 62 años, pone al servicio de la educación guanajuatense su compromiso y vocación.

A partir de agosto 1984 funge con las funciones de supervisora de la Zona 522 de escuelas primarias en la Región Sureste.

Fue en el año de 1957 cuando la maestra Virginia inició su carrera profesional como docente en su tierra natal. A partir de ese momento, las aulas y ella fueron inseparables: “soy de Santiago Maravatío e ingresé al servicio en la escuela primaria Independencia, de la cabecera municipal”.

Con orgullo y nostalgia compartió cómo surgió la inspiración para dedicarse a la docencia: “desde que yo era niña gocé de tener maestros muy capaces que me motivaron con palabras a buscar mi vocación. Recuerdo que me gustaba jugar con mis compañeritas a la escuelita, hacíamos desfiles, yo era la maestra; eso era desde que estaba en tercero de primaria y así crecí con esa ilusión de ser maestra”.

Una de tantas experiencias que la maestra compartió, y que fue motivo de gratitud hacia su pueblo, fue: “a pesar de que dicen que nadie es profeta en su tierra, yo tuve aquí la satisfacción de que los padres de familia me valoraron tanto… hace unos 15 años que yo salí de aquí, Raúl García Chávez, el presidente municipal de ese entonces, reconoció mi labor”.

Profesión con orgullo

La maestra Virginia López reconoce que lo más bonito de su profesión es: “tener la habilidad para poder desarrollar el trabajo con eficiencia, buscar la calidad y ver la satisfacción de los alumnos cuando ellos le dicen a una: ‘sí aprendí con usted’, me llenan de satisfacción y orgullo”.

Con la mirada llena de esperanza, la docente aconseja a los nuevos y futuros profesores: “que, si han tenido ese deseo de desempeñarse como maestros, siempre piensen en desarrollar un trabajo con mucha responsabilidad y compromiso”. 

A los estudiantes de la Escuela Normal Superior que realizan sus prácticas en su zona escolar, les recuerda: “han escogido la mejor carrera, pero siempre piensen que sea por vocación para que nunca renieguen de haber sido maestros —aun en adversidades—, al contrario, valoren más y comprométanse para vencer cualquier obstáculo que se les presente”.

Es reconocida

  • Galardón entregado por las autoridades de Salvatierra el día “Internacional de la Mujer” (2020).
  • Reconocimiento que otorga las autoridades de Salvatierra por la labor docente (2019).
  • Reconocimiento entregado por las autoridades de Santiago Maravatío, por la labor docente (2018).
  • Considerada en el programa “Guanajuato educa con el ejemplo” (2002).
  • Reconocimiento por parte de la Universidad de Guanajuato como maestra destacada (2000).
  • 40 años de servicio docente (1997).
  • 30 años de servicio docente (1987).
Fotos: Especiales

ndr