Agencias

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se renovará e imprimirá una nueva fuerza para la estrategia de salud en contra del coronavirus, con visitas domiciliarias para detectar contagios, como lo hace el gobierno de la Ciudad de México.

“Tenemos que intensificar las visitas domiciliarias para detectar a enfermos, a quienes puedan estar contagiados, y convencerlos de que vayan a los hospitales; [es] renovar la estrategia, imprimirle nueva fuerza y dinámica.

El gobierno capitalino, refirió, proporciona orientación a las personas sobre el Covid-19 y brinda información sobre cómo protegerse, dónde hacerse una prueba y el servicio telefónico de Locatel aplica cuestionarios para identificar a personas con síntomas.

En la habitual conferencia de prensa en Palacio Nacional, el Ejecutivo federal llamó a la población a no esperar y acudir a los hospitales en caso de tener síntomas. “Hay que ir al hospital y convencer a quienes están afectados para que vayan, porque hay cierta resistencia de gente mayor que dice ‘no’; incluso dicen que no se sienten mal y que si van al hospital se van a contagiar; pues no, porque los médicos y las enfermeras han actuado de manera responsable y no hay brotes de contagio en  hospitales”.

Explicó que la vacuna está fabricada con fragmentos del virus de influenza que no pueden activarse; sin embargo, reconoció que algunas personas pueden desarrollar malestares como dolor en la zona de la vacuna, fiebre y síntomas similares a un resfriado.

El funcionario reiteró que el gobierno contrató a 50 mil profesionales médicos para reforzar el sistema de salud, y se prevé duplicar los espacios de formación de especialistas con el objetivo de solventar el déficit de médicos y personal de enfermería que hay en el país.